Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

Pirates of the Caribbean: The curse of the Black Pearl

Duración

143min

Dirección

Gore Verbinksi

Guión

Tedd Ellioty, Terry Rossio

Reparto

Johny Depp, Orlando Bloom, Geoffrey Rush, Keira Knightley

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra
Autor: bronte
Fecha: 2003-08-20.
Póster Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra

Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra

Digerido por bronte

Ahhh... Viva el cine de entretenimiento. Quien vaya a ver esta película, que no espere más que una épica historia de piratas, tesoros, amor, espadas, sorpresas y fantasmas. Pero qué historia. La pega está en el gusto actual del cine americano por alargar infinitamente las escenas de acción/lucha, costumbre nada necesaria y que echa a perder las más grandes películas. En este caso, también, hay momentos en los que uno ya está deseando que se maten de una vez para que cambien de acción.

Pero aparte de eso, y aparte de la amorfidad que es el labio superior de la protagonista, Keira Knightley, que distrae de cualquier otra apreciación sobre ella, (cuando acabará la moda de la silicona, por favor), la peli, la verdad es que logra que el espectador enganche. Eso a través de unos logradísimos efectos especiales totalmente requeridos por el guión, cosa cada vez más difícil de ver, e insertados en la historia con un gusto estético admirable. Y es que la dirección de producción, y la dirección artística de la película son excepcionales. Hay momentos en que la fotografía es de una hermosura casi pictórica, recordando mucho, muchísimo, a la atracción "Piratas del Caribe" existente en los parques de atracciones de Disney, en los que la película está basada. El guión, más que aceptable, y con ciertos golpes reseñables de humor. Los personajes épicos, muy en la línea del cine clásico, a cuyo mejor exponente en el género de piratas, "El temible burlón", esta película rinde un evidente homenaje en el momento de la barca volteada. Geoffrey Rush, brillante, Jonathan Pryce, muy en su sitio. Orlando Bloom, cumpliendo en su primer protagonista, aunque falto del halo que lucía como Légolas, y Johnny Depp, aunque en un principio resulta molesto a la vista, es seguro que conseguirá que su personaje cuaje, siendo como es tan estrambótico y desacostumbrado.

Se agradece que los personajes femeninos sean activos y con iniciativa (parece que los movimientos sociales del principios del SXX empiezan a calar en el cine) y en general, una palmadita en el hombro para el director, Gore Verbinski, también responsable de "The ring", y "The mexican". Con respecto al doblaje español, esta película es un buen ejemplo de su momento evidente de decadencia. A veces no se les entiende, a veces hablan demasiado rápido, las voces cada vez son más feas, nos obligan a escuchar cosas como un pirata diciéndole a otro "te invito a una copa", cuando lo que se impone es un "trago" o como mucho una "jarra", y dan 150 patadas a la gramática con frases como "Te interpones entre mí y mi escapatoria". No entiendo por qué la Real Academia no pasa la lengua por todo esto, porque entre la televisión, y todo lo demás, el español se va a degenerar a pasos agigantados.
Puntuacion