Ficha

País

USA

Año

2001

Título original

The 51st State

Duración

92min

Dirección

Ronny Wu

Guión

Stel Pavlou

Reparto

Samuel L. Jackson, Robert Carlyle, Rhys Ifans, Emily Mortimer, Meat Loaf

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Negocios sucios
Autor: bronte
Fecha: 30/08/2003.
Póster Negocios sucios

Negocios sucios

Digerido por bronte

Llega un momento en el qie todas las películas parecen cortadas por el mismo patrón. "Negocios sucios", correspondería a esa pseudo-estilizada comedia de enredo con asunto de drogas, todo aderezado con cierto humor negro.

Lo de siempre: movimientos de cámara imposibles, música de hit parade, cámaras lentas, traciones, un poquito de sentimentalismo, influencia clipera, por supuesto, y la escena de cama/baño más larga y falta de sentido de la última década. En realidad, toda la película está falta de sentido. Sólo un pequeño detalle le da algo de interés y es el retrato patético que hace los skin-heads. Claro que nadie queda muy bien en la película. Es un divertimento, que llega al aprobado, muy, muy raspadito.

Eso sí, la presencia de Samuel L. Jackson, anima el cotarro, con su mirada magnética y su kilt. Otra de las tendencias del cine actual, de crear personajes muy característicos por la extravagancia de sus ingredientes. Y si no, atención al de Meat Loaf, hablando en tercera persona, o a Rhys Ifans, que se deja de enseñar calzoncillos a la puerta de Notting Hill, para encarnar a otro personaje igual de extravangante, aunque decididamente menos simpático. O Emily Mortimer, también presente en el reparto de Notting Hill, ejerciendo aquí de asesina descafeínada, un personaje bastante falto de entidad, como suele ser norma en los personajes femeninos, y si no, compárenla con el resto de dramatis personae masculino, a ver si miento. Robert Carlyle, bien, cumpliendo. Es que la cosa tampoco da para más. Ni siquiera la complejidad de la trama merece demasiada atención. Que conste que mi acompañante se rió, pero... ¡es que hay gente pa "tó"! Además, la peli ya es del 2001... habría que ver a que vienen estos retrasos en la cartelera.

Resumiendo, para que se hagan una idea del ambiente general del film, Samuel L. Jackson es como un Lord inglés criado en Eton, en medio de todo lo que le rodea. Puntuacion