Ficha

País

USA

Año

2002

Título original

Phone Booth

Duración

81min

Dirección

Joel Schumacher

Guión

Larry Cohen

Reparto

Colin Farrell, Forest Whitaker, Kiefer Sutherland, Katie Holmes, Radha Mitchell

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Última llamada
Autor: malabesta
Fecha: 2003-09-15.
Póster Última llamada

Última llamada

Digerido por malabesta

¿Qué se le puede pedir a una película de hora y cuarto? Bueno, yo le pediría que me limpiase el baño, pero no creo que Colin Farrell esté por la labor. Así que al ir a verla hay que tener claro que en tan poco tiempo no caben muchas revelaciones pseudo-religiosas sobre la condición humana, el amor romántico, la Ley de Murphy o la verdadera fórmula de la Coca-cola, que sólo conocen dos hombres y nunca vuelan juntos.

Por lo tanto lo que nos queda es pasar esa hora y cuarto de la manera más agradable posile. Y ahí es donde entran las bondades de la película. Entretiene, pardiez, entretiene. Se podría decir que es difícil aburrir en hora y poco, que eso lo consiguen nada más que ciertos programa de La2, pero eso no es del todo cierto. Una hora y cuarto puede ser muy aburrida, y cualquiera que haya tenido un escarceo con los mormones (o cualquier otra etnia que se dedique a la predicación "intensiva") lo sabe. Retomando el hilo, a la película no se le pueden achacar muchos defectos; principalmente que quizá abuse demasiado (como casi todo hoy en día) de los recursos tan de moda últimamente, cámaras al hombro, cámaras al hombre, montajes sesenteros con la pantalla dividida (que ahora todas las películas parecen el anuncio de Tulipán) y otros muchos que consiguen que uno se pregunte cómo demonios harán el siguiente plano: ¿le darán la cámara a un hombre orquesta tartamudo? ¿rodarán sobre un retrete en movimiento? En fin, algo un poco más sosegado no le habría hecho daño a nadie.

Por otro lado, tenemos el guión; la mayor virtud del mismo es lo anteriormente citado. Dura una hora y cuarto. Supongo que cuando uno tiene dinero para una peli y a una estrella en ciernes es difícil hacer una peli corta, pero si hubiese durado un solo minuto más, las cosas empezarían a decaer. Es muy difícil mantener el interes sobre una misma situación mucho tiempo, y aún lo es más tener una conversación telefónica larga. No me imagino a Colin y al francotirador psicópata hablando del tiempo, del Madrid, o enseñándose las fotos de la familia. Quizá también sea un poco reprochable el final, pero como esto no es un spoiler, me lo callo. En cuanto al trabajo actoral, pues bueno. Nadie ganará el Oscar, ni siquiera el Pulitzer por esta película, pero están todos más que correctos, salvo quizá alguna que otra carita de Colin Farrell, que a veces mueve mas las cejas que Carlos Sobera.

En fin, una película muy entretenida, pero que hay que ver el dia del espectador, porque pagar más de cinco euros por tan poco tiempo es muy poco recomendable. Puntuacion