Ficha

País

España

Año

2003

Título original

Días de fútbol

Duración

118min

Dirección

David Serrano

Guión

David Serrano

Reparto

Alberto San Juan, Natalia Verbeke, Ernesto Alterio, Pere Ponce, María Esteve

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Días de fútbol
Autor: bronte
Fecha: 23/09/2003.
Póster Días de fútbol

Días de fútbol

Digerido por bronte

¿Por qué será que a los pseudointelectuales españoles les salen sarpullidos cuando se habla de costumbrismo? Pues en gran parte, la causa está en su legendaria ignorancia. Por ejemplo, me pregunto ¿Se darán cuenta de que "Días de fútbol" no es más que costumbrismo puesto al día? ¿O el hecho de que no salgan chulapones y mujeres con claveles en la cabeza, ya les despista? Por otro lado... ¿Se darán cuenta? Y si se dan cuenta, ¿cómo llevarán el hecho de que estas películas sean de las pocas del cine español que atraen público? En fin... Si supieran un poquito de algo, sabrían que el reflejo de las clases populares es un género típicamente español, que ya empieza con Lope de Rueda, que sigue con la tradición de la picaresca, y que tiene su culmen en Arniches y su humor absurdo. Arniches, ese pobre dramaturgo al que todo el mundo vilipendia y sin embargo, que claramente se puede ver su huella en "Días de fútbol". Esos personajes psicológicamente definidos, un tanto "frikis", por utilizar un lenguaje contemporáneo, cuyas actitudes, formalmente rozan el absurdo, aunque esencialmente reflejen aspectos de la más pura cotidianeidad...

Y esto es justamente lo que nos encontramos en esta película de David Serrano, también guionista de "El otro lado de la cama". Una película coral que refleja la vida de unos personajes de un barrio popular de Madrid, en un guión con buenos golpes de humor, e hilado a base de gags que poco tienen que ver los unos con los otros. Utiliza como nexo común la amistad de estos personajes, y la formación de un equipo de fútbol entre los mismos, pero no es una película estructurada en base a una acción concreta, sino que se diluye en muchas acciones (bien encajadas), que en bastantes ocasiones consiguen la risa del público. Observen el gusto de los españoles por los personajes pintorescos, exagerados... fíjense como llevamos dentro el espíritu de la picaresca y del mapache de barrio. Fíjense en la influencia del sainete en este tipo de cine. Aunque no busquen la crítica de costumbres que acompaña a ese género teatral. Si "Días de fútbol" se caracteriza por algo, es por esa falta de trascendencia del principio a fin. Tiene un poco de todo, y en nada profundiza: un poco de comedia amorosa, un poco de comedia "friki", un poco de descripción de costumbres... En el fondo el autor ha querido hacer un collage de los momentos trascendentales que las personas viven cuando llegan a una determinada edad y tienen que plantearse de manera adulta que es lo que va a ser su vida. Llega un momento en que ya no se puede seguir escapando...

A mi no me ha disgustado. Además, aparte de concederle a David Serrano talento como guionista, he de decir que creo que tiene mano como director. No hay ningún actor del que se pueda decir que esté mal. Y eso que en el reparto hay alguno al que dan ganas de matarlo en otras películas. Ernesto Alterio, muy bien. Soberbio. Alberto San Juan, muy bien también. No voy a especificar, porque todos están en su punto justo, dando al máximo pero sin pasarse. Quizás el toque virginal de Natalia Verbeke empieza a aburrir. Sentirlo por María Esteve, mas encasillada que el juego de la oca (no sabemos si por miopía de los responsables, o porque no da más de sí) (¿y ese plano de ella embarazada y fumando?), y resaltar a Fernando Tejero. Este hombre tiene gracia de por sí. Da igual lo que diga o haga. Y cuando encima se le da un papel tan lucido... pues pasa lo que pasa. El cine se cae con él. Reprochar ese gusto de la industria patria por escenitas sexuales de gusto parecido al de las comedias teen americanas. Sería bueno que se dieran cuenta de que no somos adolescentes americanos. No refleja ningún tipo de talento poner a una tía haciéndole una felación a un tipo en el comedor de un restaurante. Es zafio, y es mediocre. Y eso que en esta se han contenido muchísimo, porque a lo que nos tiene acostumbrados el cine español... David, tienes talento para desmarcarte de ese tipo de triquiñuelas baratas.

Aprovecho la ocasión que me brindan estas páginas para maldecir el alma de la tonta del bote que me tocó detrás en la proyección, y que creía que era necesario pegar patadas a mi respaldo cada vez que algo le hacía gracia. Se rió mucho. En definitiva, recomendada para todos aquellos que consideran que el cine español, cuando no se pone en plan trascendental pedantoide, aún merece una enésima oportunidad.

Puntuacion