Ficha

País

UK, Alemania, Francia, Italia

Año

2002

Título original

Deathwatch

Duración

94min

Dirección

Michael J. Bassett

Guión

Michael J. Bassett

Reparto

Jamie Bell, Laurence Fox, Rúaidhrí Conroy, Matthew Rhys

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Deathwatch
Autor: bronte
Fecha: 2003-10-12.
Póster Deathwatch

Deathwatch

Digerido por bronte

La verdad es que las guerras no necesitan de ningún elemento diabólico para resultar terroríficas. Si además de eso, pensamos en la 1ª Guerra Mundial, la cosa se pone peor. En la humilde opinión de esta crítica, pocas guerras ha habido con una estética tan surrealista y desasosegante, con esas máscaras antigás rudimentarias, que parecen salidas del lapiz de un enfermo mental... Así que en principio, situar una historia clásica de terror en semejante decorado, parece una opción acertada y original. Al fin y al cabo, un campo de batalla permite llenar la escenografía de cadáveres putrefactos sin que nadie pueda acusar al director de tremendista. Leo en las webs oficiales que efectivamente se trata de una historia de terror. Sin embargo, será preciso aclarar desde este momento, que el terror en "Deathwatch" brilla por su ausencia. Y el terrorcito también.

Como película resulta algo desasosegante. Pero más por la dirección artística que por la propia película en sí. En este filme lo que no ocurre en noche cerrada, tiene lugar entre la niebla, con una sempiterna lluvia que provoca que los personajes siempre estén chapoteando en un repugnante barro. Quizás reprochar un poco que las escenas nocturnas a veces transcurren en excesiva oscuridad, lo que no creo que fuera necesario. En general se podría decir que el ambiente de la película está conseguido, salvo ese detalle tan sospechoso de que la aparición de ratas no haga temblar a nadie en la sala. Quizás están fotografíadas con demasiada complacencia. El detalle de los roedores podría servir como medida de lo que es la película.

Uno de los problemas graves, sin embargo, radica en el ritmo, y es que "Deathwatch" se hace un poco pesadita. Un poco lenta. Además, la dirección de la historia titubea en no pocas ocasiones. Sinceramente creo que la opción genérica de la película no ha sido la acertada, y como espectadora de una obra fallida, hubiera preferido que toda la trama se desarrollara de igual manera, pero sin la necesidad de un elemento diabólico, que en definitiva no añade absolutamente nada a la propia naturaleza humana, que ya todos sabemos lo que puede llegar a ser en caso de guerra.

Así que, lástima que no aprovecharan una situación tan intensa como un grupo de soldados perdidos en una trinchera enemiga para mostrar lo que el ser humano puede dar de sí, con idéntico resultado. Tan con calzador resulta la historia paranormal, que se diría que está ahí puesta tan sólo para demostrar que los europeos también sabemos poner un poquito de efectos especiales. Bastante discretitos y totalmente prescindibles también en esta ocasión.

La estructura de una película de este corte en la que los personajes van muriendo paulatinamente, también exige que estos tengan una acusada personalidad, cosa que creo se ha hecho de manera bastante zafia, sin que se pueda apreciar ningún tipo de profundidad en ninguno de ellos, y para tan mediocre diferenciación, casi hubiera sido mejor que los diferenciaran a base de dorsales. Eso sin contar con el hecho de que el primero que muere sea el libidonoso, detalle que no sé si hay que interpretar como un homenaje al género, o como una falta de imaginación por falta del guionista, también realizador.

Creo que puedo afirmar sin temor a equivocarme, que el propio director se dio cuenta de que su película sería más interesante si la convertía en una especie de metáfora antibelicista, o al menos pacifista, pero lo hace demasiado adelantado el metraje, y para ese entonces, ya se han desperdiciado muchísimas líneas de guión en diálogos simples, que bien se podían haber aprovechado en reflexiones sobre quienes somos y lo que nos dedicamos a hacer en este mundo.

La película se deja ver, aunque en su desmadejamiento se puede apreciar la mano de un cineasta novel (que promete). Los actores, sin tacha. Recomendada para los que crean que la lucha en el barro debe ser admitida como deporte de invierno.

Puntuacion