Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

Freddy Vs. Jason

Duración

97min

Dirección

Ronny Yu

Guión

Damian Shannon, Mark Swift

Reparto

Robert Englund, Ken Kirzinger, Monica Keena, Jason Ritter, Chris Marquette

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Freddy contra Jason
Autor: malabesta
Fecha: 14/10/2003.
Póster Freddy contra Jason

Freddy contra Jason

Digerido por malabesta

A estas harturas todo el mundo ha oído hablar de y conoce, en mayor o menor medida a los "protagonistas" de la película en cuestión. Ríos de tinta, y mayormente de tripas y casquería han corrido gracias a ellos, y tanto las cuchillas sangrantes como la máscara de hockey un poco guarra son ya iconos del mal, como la cruz gamada, el 666 o las ventanitas de Windows®.

También es conocida la larga lista de películas que a sus espaldas tiene cada uno, por lo que supongo que a los guionistas se le caerían gotas de sudor frío cuando se enteraron de que estaban legalmente obligados a escribir para una película llamada "Freddy contra Jason". Como cualquier personaje con legiones de seguidores (y estos dos los tienen) los encargados de la secuela de turno se enfrentan indefectiblemente a las iras de los mismos, decepcionados cuando en determinado pasaje de la película el protagonista lleva una camiseta que no consta en el libro de turno, aparece un figurante que no estaba en los comics o quizá se saque los mocos con la mano derecha mientras que en la serie de los 50 lo hacía con el pie.

El caso es que, dentro de lo que cabe, el equipo de guionistas capea los personajes de una manera bastante honrosa, dando lugar a una historia un poco alambicada; Freddy Kruegger, cuyo poder procede del miedo, ha sido olvidado. Para subsanar este error, decide despertar a Jason Vorhees así como en subcontrata, para que mate a unos cuantos adolescentes en Elm Street. Así, todo el mundo achacará los asesinatos a Freddy, volverán a tenerle miedo y recuperará su poder. Todo esto funciona, hasta que Kruegger se da cuenta de que Jason es como el Henry Ford de la trepanación, y asesina incluso a sus propias víctimas (las de Freddy). Así que no queda más remedio que acabar con él para establecer su monopolio del terror.

El cómo y cuándo se enfrentan los monstruos, y cómo afecta esto a los adolescentes de turno, es demasiado largo, complejo e incomprensible para los no iniciados en la casquería-teen (grupúsculo en el que me incluyo). Quede claro que se cumplen todas los tópicos del género, hay jovenzuelas de torso desnudo, escenas de sexo con asesinato, persecuciones entre el maíz, canciones infantiles, etcétera.

Fuera de esto, lo que queda son las escenas de lucha entre los monstruos, que la verdad es que dejan bastante que desear. Para ser lo que son, se pelean de manera bastante poco original; entre cuchillazo machetazo, los momentos de artes marciales de Freddy la verdad es que chirrían un poco.

Resumiendo, una película bastante aburrida y carente de interés, sólo recomendada para forenses y afiladores.

Puntuacion