Ficha

País

USA

Año

1972

Título original

Deept throat

Duración

61min

Dirección

Gerard Damiano

Guión

Gerard Damiano

Reparto

Linda Lovelace, Harry Reems, Dolly Sharp, Bill Harrison

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Garganta profunda
Autor: sensillo
Fecha: 15/10/2003.
Póster Garganta profunda

Garganta profunda

Digerido por sensillo

Después de ver la película que se convirtió en todo un icono del cine pornográfico en los 70, le asalta a uno la misma pregunta que cuando abre un tetra brick: ¿Por qué no se me ocurriría a mí antes?

Deep Throat salió a la luz sin duda en el momento adecuado, configuración astrológica incluida. Si por aquel entonces resultó revolucionaria y transgresora, hoy es un producto porno caduco y anodino. Y en cuanto a méritos cinematográficos, mejor buscarlos en los videos de primera.

Es preferible que te cuenten la historia a ver la película, habida cuenta de lo chapucero que es el guión. Pero no sólo es que esté mal narrada, sino que aún podría añadir dos motivos más por los que la imaginación supera a la película. El primero es que hay algunos planos tan confusos, que en ocasiones cuesta distinguir qué está pasando en ese amasijo de carne. No obstante, la razón más poderosa es la constatación de que aquel casting debió de ser algo parecido al servicio militar obligatorio, en el que cualquiera tenía cabida.

En cuanto al apartado sonoro no sabría qué poner en peor lugar, si su estridente banda sonora o el ruido de fondo (a estas alturas encontramos ya precursores del movimiento dogma) que no dejaba oír los -pocos- diálogos.

Bueno, que no hará falta que cuente lo que, en definitiva, es una porno, digo yo.

Esta película me ha recordado los films de Van Damme, tiene también cierta componente circense. Así, si en las películas del belga el guión conspira para que, cueste lo que cueste, el héroe exhiba su capacidad para abrir las piernas hasta ángulos casi imposibles, aquí de lo que se trata es de exhibir...bueno, pues eso que da título a la película. Y las cosas como son: algo de mérito hay que darle, porque yo he intentando hacer eso mismo con el bocadillo de la cena, cuando el tiempo apremia, y no hay manera.

Recomendada para mayores de 18 años, partidarios del amor libre y como sea. Puntuacion