Ficha

País

España

Año

2003

Título original

Hotel Danubio

Duración

98min

Dirección

Antonio Giménez Rico

Guión

Carlos Blanco, Antonio Giménez Rico

Reparto

Santiago Ramos, Carmen Morales, Mariola Fuentes, Juan Jesús Valverde, Iñaki Miramón, José Sazatornil, Mariana Carballal

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Hotel Danubio
Autor: bronte
Fecha: 16/10/2003.
Póster Hotel Danubio

Hotel Danubio

Digerido por bronte

Cuánto cuesta acercarse al cine para asistir al desarrollo de una Historia. Sí, sí, una Historia con mayúsculas. En estos tiempos de directores "enfants terribles" por un lado, con sus remeneos de cámara, y de efectos especiales por otro con sus camarazos de remeneo, es más difícil ver una película en la que la historia sea la protagonista que hacerle un jersey a un pulpo. Afortunadamente en "Hotel Danubio" nos encontramos con una historia de verdad. Una historia que interesa y entretiene. Nada de complejidades intelectualoides. Sólo el talento de un guionista de pro como es Carlos Blanco. Carlos, Carlos... te echamos de menos. Escribe más para nuestro cine. Verás que pronto se acaba la crisis.

Carlos Blanco es por ejemplo el responsable de ese superclásico que es "Locura de amor", o de ese otro superclásico llamado "Las aguas bajan negras", y del otro superclásico llamado "Los peces rojos", justamente la original de la que "Hotel Danubio" es un remake. Mientras que la primera tiraba más hacia melodrama romántico, esta película de Giménez-Rico (guionista de este film), se decanta más bien por el thriller. Un thriller mantenido con excelente tensión, digan lo que digan. Y fijénse si estará conseguido, que yo conocía la historia, y aún así seguí la intriga con muchísima atención. Eso sí, esta es una película hecha a la antigua usanza, con estilo clásico, manteniendo incluso la época de origen, los años 50, plena posguerra española, momento más que inquietante ya de por sí.

La película se apoya en un triángulo amoroso y teniendo la trama de intriga como excusa, ahonda en aspectos más que humanos, como la posibilidad de enamorarse de intangibles (en el sentido más metafófico, y es que, quién no se ha enamorado de una voz, o de algo más nimio aún); la relación del artista con su obra; la independencia de la obra de arte con respecto a su creador; el dinero; la avaricia; la imaginación; la necesidad; los sueños rotos... todo ello en una atmósfera oscura y opresiva, en la que los detalles más ínfimos están cuidados con detalle. Y es que ahí está la mano de Gil Parrondo, un maestro escenógrafo que sabe lo que se hace. A la fotografía sin embargo hay que resaltarle un pero, y es haber ignorado esos preciosos ojos azules que tiene Carmen Morales, nuestra actriz con cara de manga, ojos que pasan totalmente desapercibidos. Ella, como primeriza salva con nota su personaje.

Santiago Ramos está bien en su interpretación, aunque su papel está desarrollado un tanto torpemente a nivel de guión, lo que hace que sus reacciones finales sean un tanto extemporáneas. Hubiéramos agradecido más recreación de su personaje con su obra. Sazatornil, glorioso, como siempre, y que por cierto, hay que decir que es a uno de los pocos que se le entiende. Porque la película a veces falla estrepitosamente en el audio, y los espectadores rompen en un murmullo general que musita "¿qué dijo?¿qué dijo?" (cosa frecuente en nuestro cine). A Juan Jesús Valverde también se le entiende de maravilla, con ese vozarrón que tiene, ese gran secundario de nuestro cine que parece que nació para interpretar a este policía de los '50, con su sombrero de ala ancha. Iñaki Miramón acertado, y resaltar la presencia de una gran actriz, conocida en el mundillo teatral madrileño, pero lamentablemente desaprovechada en el cine, como es Mariana Carballal, en el papel de doncella.

No quiero desvelar nada, porque a esta película es mejor llegar sin saber muy bien de que va. Pero los que se dejen llevar por su ambiente oscuro y lleno de oquedades saldrán más que complacidos. Quienes busquen tiros o sainete tipo "comedia madrileña", mejor absténganse. Una película en resumen, recomendada para Señoritas Marpple y Sherlock Holmes de fabricación nacional. Puntuacion