Ficha

País

USA, UK, Australia

Año

2003

Título original

In the cut

Duración

119min

Dirección

Jane Campion

Guión

Jane Campion, Susanna Moore

Reparto

Meg Ryan, Jennifer Jason Leigh, Mark Ruffalo, Nick Damici

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de En carne viva
Autor: bronte
Fecha: 23/10/2003.
Póster En carne viva

En carne viva

Digerido por bronte

“En carne viva” tiene todos los ingredientes para que pase a formar parte de mi colección de "películas rollo patatero". A saber, cámara al hombro, interminables planos de los personajes paralizados por el veneno de una cerbatana de un jíbaro loco, mientras no dicen ni pío, no vaya a ser que alguien les escuche; sexo explícito y en abundancia al grito del productor "¡pon mucho sexo y violencia, que eso siempre hace taquilla!"; y en general, personajes snobs pertenecientes a lo más granado de la intelectualidad postmoderna, difusos en un tratamiento de la imagen a menudo excesivamente difuso y brumoso.

Pero mira tú por donde, que uno siempre se puede llevar una sorpresa, porque la nueva película de Jane Campion, a quien yo no lo tengo excesivo aprecio, merece la pena ser vista. Sin lugar a dudas. Encuadrada en un más o menos convencional historia de serial killer, Campion logra presentar lo de siempre con un nuevo formato que casi cuela por ser una película europea, pero que en ningún momento aburre. Muy al contrario mantiene de manera intensa la atención del espectador, sobre todo gracias a la muy efectiva interpretación de Meg Ryan, que resuelta a abandonar su legendario papel de virgen patosa, se embarca en este proyecto en el que lo enseña casi todo.

Acompañándole, Mark Ruffalo, actor al cual, desde aquí anuncio solemnemente, le he echado el ojo. Quiere esto decir, que si a mi me ha hecho gracia, es probable que de aquí a poco le tengamos protagonizando todo tipo de producciones exitosas, aunque a juzgar por su biografía, parece que a éste le van más las películas de marchamo "indie", aunque todos sepamos que las películas "indie" no son películas "indie" y que tienen detrás siempre a grandes productoras. Las películas indies de verdad, las ven cuatro gatos y eso en festivales especializados. Pero mientras la gente se lo siga creyendo, y pagando, pues siempre habrá una división dispuesta a colar el camelo. Centrándonos en el actor protagonista hay que decir que exuda un atractivo sexual real, como se veía poco últimamente en el cine.

Y es que esa es una de las grandes bazas de la película es su tratamiento del sexo. Sin pretenciosidad ni cursilería, Campion muestra el sexo tal y como es, con personas desvistiéndose normalmente, sin arrancarse la ropa, y sin poner cara de éxtasis desde el momento en que se tocan las mismas manos. Por ello mismo, tienen gracia estas escenas, y están rodadas con una elegancia exquisita y explícita. Todo ello, en medio de mucha sangre, en un juego de sospechas, pues nunca sabe uno de quien fiarse, y citas literarias expuestas en el Metro de Nueva York, igual que en los trenes del metropolitano de Madrid. Una de ellas es de Lorca, por cierto. Excelente gusto literario.

La trama se desarrolla de manera rítmica, y nada hay superfluo en la información suministrada (a dosis) en esta película. Los personajes están dibujados con un gusto minimalista pero aún así son capaces de provocar una completa empatía con el espectador. Lamentablemente pasará por nuestras carteleras sin pena ni gloria. Seguramente porque de fondo muestra una historia de policías y asesinatos, en vez de optar por pasar directamente de poner el fondo y dejarlo en una "historia de sentimientos" monda y lironda, que eso sí que tiene mucha aceptación.

Recomendada en fin para amantes del thriller alternativo y para adultos no vírgenes.

Puntuacion