Ficha

País

USA, Canadá, Alemania

Año

2003

Título original

Basic

Duración

98min

Dirección

John McTiernan

Guión

James Vanderbilt

Reparto

Samuel L. Jackson, John Travolta, Connie Nielsen, Harry Connick Jr., Giovanni Ribisi, Brian Van Holt

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Basic
Autor: bronte
Fecha: 2003-11-01.
Póster Basic

Basic

Digerido por bronte

Nos encontramos ante el tipo de película en el que hay que descubrir un misterio en un tiempo límite, mientras todos los mandos superiores existentes en un radio de 5 km se dedican a poner impedimentos a troche y moche. Además es una película que se desarrolla en el ámbito del ejercito, y para más inri, transcurre en Panamá, en medio de un huracán. Puestos así, diríamos que en principio recuerda mucho muchísimo a "La hija del general", y en su estructura recuerda también entre otras muchas, a "En honor a la verdad". Y me refiero a su estructura porque en "Basic" también asistimos a la misma historia contada en varias ocasiones desde diferentes puntos de vista.

El director es McTiernan, huelga por lo tanto decir que nos encontramos ante un producto acabado, rodado con mano firme, pulido en todos sus aspectos. Y después de este comentario tan altisonante, entro a saco con el guión. El padre de la criatura, un tal James Vandervilt, es un neófito recién salido de la facultad de cine, que lejos de sorprender, se agarra a la antigua escuela del thriller de investigación policial, y nos la coloca en el ejército, lo cual siempre es muy lucido. Y es muy lucido, porque las reglas que rigen en las fuerzas armadas de cualquier país, en cierta manera nos resultan algo surreal a los civiles, y más a los críticos cinematográficos o de lo que se precie, acostumbrados a vivir en el frenesí del arte, sin horarios ni disciplina...

A lo que iba; creo que el guión se puede comparar perfectamente a un inmenso castillo de naipes. La cosa se va liando, se va liando, se lía, se lía más, se lía del todo (y todo muy bien liado, conste en acta), pero cuando acaba la película, uno no puede reprimir la sensación de que "para esto, no hacía falta tanto lío". Es como una gran traca de fuegos artificiales sin fiesta que la sustente, como un hermoso pastel de boda sin novios que lo troceen, como un grupo de horteras lanzado confeti sin carroza de debajo. Pero estamos hablando de una película de entretenimiento, sin más objetivo que jugar al gato y al ratón con el espectador.

El filme está bien llevado, mantiene la intriga, la tensión y los actores están correctos. Todos menos Giovanni Ribisi, muy apreciado en ciertos ambientes portuarios, y que a mí sin embargo, en todas y cada una de sus películas, me parece un residuo del estilo más rancio del actor's studio. En esta más, si ello es posible. Travolta, como suele pasar con todas las estrellas, tirando a encasillarse, en su caso en el papel de guaperillas al margen, con cierta ironía pero corazón de oro. Samuel L. Jackson, que desde que hizo "Negocios sucios", con cualquier cosa que se ponga encima, parece que va vestido de kilt (y si no atención al momento en que lleva el chubasquero a la manera de McLeod), y Connie Nielsen, que a fuerza de ir pegando puñetazos por ahí, nos ayuda a olvidar aquel horror titulado "Gladiator".

Como impone la moda, la película transcurre de noche, con lo que a veces hace falta ajustarse los anteojos de visión nocturna para apreciar que pasa en la pantalla, y también siguiendo la moda, la película tiene n giros argumentales, que exigen de cierta destreza en el arte del tiro al pichón para no perderse. No obstante, muy amena, muy profesional, para pasar un rato bien entretenidos.

Recomendada para detractores de Giovanni Ribisi, que se van a llevar una alegría, y para amantes de los juegos de supervivencia. Puntuacion