Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

Kill Bill Vol. 1

Duración

111min

Dirección

Quentin Tarantino

Guión

Quentin Tarantino

Reparto

Uma Thurman, David Carradine, Lucy Liu, Sonny Chiba, Daryl Hanna, Michael Madsen

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Kill Bill Vol. 1
Autor: malabesta
Fecha: 2003-11-05.
Póster Kill Bill Vol. 1

Kill Bill Vol. 1

Digerido por malabesta

Que Tarantino es talentoso y va marcando moda, es algo que casi nadie duda. Sólo hay que ver cosas como "Operación swordfish", o cómo sube el caché de los actores post-Tarantino. Pero después de todo sus películas no son ninguna innovación. Supongo que ahí reside el talento, en hacer lo que hace todo el mundo y que además sea mejor, en lugar de rodar la primera comunión de un chaval de tu familia con la cámara entre las piernas.

Así que "Kill Bill" es una película de género. Claro que es un género absolutamente prohibido para todo aquel que se vanaglorie de afirmar que "Ciudadano Kane" destila poesía. Pertenece a esa clase de películas que llegaron de Honk-Kong en los 70-80, protagonizadas por Bruce Lee o gente que se le parecía y también se apellidaba Lee. A falta de un nombre mejor, podemos llamarlas "chinoplotation".

Las marcas del género recuerdan un poco al spaghetti western. El diálogo no abunda, los personajes por lo general son bastante misteriosos, no se sabe muy bién de dónde han salido, qué hacían antes de empezar la película o a qué dedican el tiempo libre. Incluso a veces carecen de nombre, directamente. El motivador principal es la venganza, labor que generalmente se ve entorpecida por cientos de extras de vida breve y poco gloriosa. Un rasgo muy carácteristico de la "chinoplotation" es que los secuaces de los malos se cuentan por miles y suelen llevar todos el mismo uniforme; especialemente míticos son los malos con chándal, que John Woo ha usado con profusión; al ver tanto chándal uno llega a dudar si el malo será Eva Nasarre.

Bueno, pues todos esos rasgos los cumple "Kill Bill". La violencia corre libre por toda la película, pero es una violencia hecha con las mismas técnicas que se usaban en los 70, por lo que resulta bastante cómica. En los momentos en los que la cosa podría ser desagradable, Tarantino hábilmente recurre a los dibujos animados (made in Japan, para deleite de frikis variados), a trucos de luces o a cambios en el color, que hacen la cosa menos real aún. Por lo demás está rodada de una manera bastante tradicional, sin recurrir a los trucos que tan de moda se han puesto últimamente; ya sean cámaras al hombro y similares o eternas cámaras lentas y "bullet time".

La historia de "Kill Bill" es la de "The Bride", nombre con el que se conoce a Uma Thurman, una ex-asesina que, en el día de su boda, ve como sus ex-compañeros de oficio matan a toda su familia, incluído su hijo nonato y la dejan en coma. Tras despertar, intentará vengarse del "Dead Viper Assasination Squad", grupo al que pertenecía; sus integrantes son Lucy Liu, Daryl Hannah y Michael Madsen. El jefe es nada más y nada menos que David Carradine. Pero el homenaje a los clásicos del Kung-fu no termina aquí. No sólo es que Uma vaya vestida como Bruce Lee en "Juego con la muerte". Uno de los personajes sea Hattori Hanzo (quizá a alguien le suene el nombre) y esté interpretado por Sonny Chiba, conocido por la saga del luchador ("El luchador", "El regreso del luchador" y "La hermana del luchador"). La horda de secuaces conocidos como los "Crazy 88" van vestidos como Kato, el mayordomo de Green Hornet interpretado por Bruce Lee (antifaz incluido)...

Todo lo demás también recuerda a los 70. La música, los donuts... todo

En fin, recomendada todo el mundo que sepa distinguir la realidad de las películas, a fans de Bruce Lee, familiares de Bruce Lee, reencarnaciones de Bruce Lee y funcionarios en general. Puntuacion