Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

The tears of the sun

Duración

121min

Dirección

Antoine Fuqua

Guión

Alex Lasker, Patrick Cirillo,

Reparto

Bruce Willis, Monica Bellucci, Cole Hauser, Eamon Walker, Tom Skerrit

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Las lágrimas del Sol
Autor: bronte
Fecha: 22/11/2003.
Póster Las lágrimas del Sol

Las lágrimas del Sol

Digerido por bronte

¡Ay si todos los soldados fuesen así! Lo que pasa es que luego te enteras de que los propios cascos azules (que en teoría son los buenos) se dedican a violar mujeres en Yugoslavia, y a prostituir niñas en Camboya, y a una se le caen los palos del sombrajo. Conviene por lo tanto, no olvidar que esto es una película. Por lo menos en cuanto a la trama. Ahora bien, en cuanto al telón de fondo, sería también bastante beneficioso tener en cuenta que cosas así pasan realmente. Hay en el mundo (en la actualidad) n conflictos armados en los que se cometen verdaderas atrocidades, y que no salen en el telediario porque, afrontémoslo, a la inmensa mayoría de la gente, si no participa la "estrella invitada", les importan tres cominos "las otras guerras". Pero existir, existen. El racismo, las limpiezas étnicas, el sadismo, la violencia de género, los niños soldados, las fronteras cerradas (de los propios países vecinos) ante los refugiados... están a la orden del día en gran parte del planeta. Esto y más, se puede ver en "Lágrimas del sol".

En cuanto a la historia, enmarcada en una bonita guerra fraticida en Nigeria, nos encontramos con una situación dramática especialmente querida por los americanos: la del individuo enfrentado al sistema por hacer lo que cree correcto. Pero no se me malinteprete, por favor. No es esto una película de Costa Gavras, ni un documental de denuncia social. Es una película de corte épico, puro espectáculo del que podemos sacar algunas conclusiones, pero carente del ánimo de analizar la realidad con microscopio. "Lágrimas del sol" se trata de un grupo de militares de élite con una misión: salvar a una doctora americana del infierno en el que se está convirtiendo el país africano. Pero la doctora no se quiere ir sin sus acólitos indígenas. Todos sabemos que el principio básico de los militares es el respeto a la cadena de mando, pero la materia de heroismo de la que Bruce Willis está hecho, hace que se pase por las gónadas las órdenes, poniendo en peligro la vida de la doctora, la vida de sus hombres, la misión, y a un señor de marrón que pasaba por allí.

No obstante, como es de rigor, tiene lugar un proceso de humanización tanto de los soldados, como de su visión sobre los refugiados (elemento crucial en el filme), que hará que todos se sacrifiquen por algo más importante que "la misión", aunque el enfadado superior les advierta que estan incurriendo en la injerencia en asuntos nacionales. Pero ¿hay alguien capaz de ponerle el punto sobre la i a Bruce Willis? No señor... Bruce Willis hace siempre lo que tiene que hacer, aunque el mismísimo Presidente de los USA le llame al orden (que no es el caso). Curioso este actor. Ha sido capaz de crear todo un personaje, rozando lo icónico, con una sóla expresión facial (la única que luce últimamente, aunque nos consta que tiene otras). Pero es que no le hace falta más. Tiene carisma. Por eso le ves con cuatro balazos en el cuerpo cargando con Monica Belluci y no lo cuestionas.

La película está bien. Desde luego, si alguien va a verla envuelto en una bandera cubana, llevando por ropa interior la cara del Che, lo más seguro es que salga echando humo (porque sí, los americanos son los buenos, que para algo son los que ponen el dinero). Pero los que se acerquen a pasar un buen rato, me darán la razón en que es una película con una intriga muy bien urdida y dosificada, en la que los personajes resultan creíbles, conteniendo bastante bien la sensiblería (que va en aumento hacia el final). Las escenas de acción están dinámica y vistosamente rodadas, Monica Belluci no ejerce de guapa, aunque lo sea, y el papel de Bruce Willis tiene más que dignidad en un personaje con dudas morales. Los diálogos son sobrios, y la puesta en escena es impactante a la par que emocionante en no pocas ocasiones. Las almas hipersensibles sufrirán con algunas cosas que se dicen en esta película (que insisto: pasan en realidad), y la mayoría de la gente, en fin, disfrutará con un film de acción bien realizado, en el que se insiste en la existencia de los héroes y de las heroínas.

Recomendada en fin, para alopécicos con una misión. Puntuacion