Ficha

País

Japón

Año

1998

Título original

Ringu

Duración

96min

Dirección

Hideo Nakata

Guión

Hiroshi Takahashi

Reparto

Nanako Matsushima, Miki Nakatami, Hiroyuki Sanada, Yuko Takeuchi

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Ringu
Autor: sensillo
Fecha: 28/11/2003.
Póster Ringu

Ringu

Digerido por sensillo

“Ringu” nació en su momento como la película que abrió el rico filón del terror oriental, si bien quienes esperen pasar mucho miedo se sentirán decepcionados. Si quisiéramos ser más rigurosos, deberíamos hablar de intriga paranormal más que de película de terror.

El tema de las leyendas urbanas sirve en este caso para presentar una película mucho más cercana al Candyman de Clive Barker que al cine de sustos fáciles para adolescentes que representaría, por ejemplo, “Leyenda urbana”, sin apartarnos de esta temática. No es que “Ringu” o “Dark Water” sean excesivamente originales ni aporten nada novedoso al género de suspense, pero para quienes llevábamos tiempo hastiados del revival de terror teen no podemos menos que agradecer este soplo de aire fresco en las carteleras, a pesar de que aún coleen Jasones y Freddys. Que sigan insistiendo tanto en lo mismo desde “Scream” (¡1996!) sí que empezaba a resultar terrorífico.
Sin más ganas de marear haciendo referencia a otras películas, pasemos a la que ahora nos ocupa.

Partamos del hecho de que “Ringu” tiene un guión muy tramposo, que sus premisas de entrada no son lo que se dice muy originales y que descansan demasiado el desarrollo de la investigación en los poderes psíquicos del protagonista, haciendo que la historia avanzase con truco, como la magia de Tamariz. Si bien la impresión que queda no es, obviamente, la de haber visto una película redonda, reconozcamos que el resultado tampoco da ganas de tirar de la cadena. El guión dosifica con sabiduría la información que enseña al espectador, de manera que aunque se sepa que te está tomando el pelo, uno se queda enganchado por la curiosidad de ver en qué acaba todo ello. A pesar de sus deficiencias, consigue crear una atmósfera peculiar y mantiene el suspense hasta el final, consiguiendo además alguna que otra secuencia realmente inquietante.

En resumen, una película que quizás prometía algo mas de lo que da, pero que entretiene si la miras con complicidad. Sobria y muy bien facturada en algunos aspectos, pero con algunos detalles argumentales descuidados que chirrían como la cinta maldita de la ficción.

Recomendada para quienes devuelven la película rebobinada a su videoclub. Quienes no lo hagan morirán en una semana.

Puntuacion