Ficha

País

USA

Año

1977

Título original

Eraserhead

Duración

90min

Dirección

David Lynch

Guión

David Lynch

Reparto

Jack Nance, Charlotte Stewart, Allen Joseph, Jeanne Bates

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Eraserhead
Autor: sensillo
Fecha: 08/12/2003.
Póster Eraserhead

Eraserhead

Digerido por sensillo

“Eraserhead” es una película tan inexplicable y excéntrica como era de esperar, teniendo en cuenta que la firma David Lynch y que los gastos de producción –así a ojo, estimo que no serían más de dos horillas mendigando en la puerta de la Catedral un día lluvioso- no justificaban ningún tipo de presión exigiendo que la película transcurriera por otros derroteros más comerciales. Teniendo esto presente, nadie se debería llevar a engaño: gustará seguramente a David Lynch y a sus incondicionales, que es a quienes se dirige la película. La gente que no pertenezca a este selecto club y que, bien por despiste o por dedicarse al duro trabajo de la crítica cinematográfica, termine viendo el film, se sentirá de alguna manera como si no hubiera sido invitada.

Se trata de una alegoría de obvia inspiración kafkiana acerca de un hombre que vive de manera miserable y que además se tiene que hacer cargo de un hijo monstruoso, en el sentido literal de la palabra. Hay muchas metáforas visuales en la película, unas más evidentes que otras. Prestando un poco de atención, no es difícil captar la idea general, aunque muchos puntos puedan quedar algo oscuros. Como divertimento intelectual, es un pasatiempo bastante parecido a los jeroglíficos de los periódicos; requiere cierto interés y algo de práctica, y si lo resuelves se queda uno la mar de contento. El truco de estas películas es que les pasa como a las profecías de Nostradamus, que todas las respuestas valen. Podríamos poner, por ejemplo, un par de legionarios romanos jugando al mus en la salita, y no faltaría quien le encontrase sentido.

La película también tiene, y en mi opinión funciona mejor, una faceta mas primaria. Se consigue crear una atmósfera personal y original, y la sensación de náusea vital se transmite al espectador de manera eficaz. Sin embargo, lo que en mi opinión se debería quedar en un corto, se desarrolla y se alarga de una manera bastante plomiza cuando no se dispone de abundantes provisiones de indulgencia para con el autor.

No faltan tampoco muchos detalles recurrentes en la filmografía de Lynch, como esa extraña filia por todo tipo de secreciones purulentas, personajes con malformaciones y alguna cosa más que seguramente tengan más que ver con manías del autor que con la historia.

La labor de interpretación descansa en su mayor parte en su protagonista principal, sobre todo en la parte final. Muy bien en su papel de hombre agobiado, llegué a sentirme plenamente solidario con él.

Recomendada para todos los admiradores de Herodes, ese gran estadista tan injustamente vapuleado por la historia.

Puntuacion