Ficha

País

España

Año

2003

Título original

Te doy mis ojos

Duración

116min

Dirección

Iciar Bollaín

Guión

Alicia Luna, Iciar Bollaín

Reparto

Luís Tosar, Laia Marull, Candela Peña, Rosa María Sardà

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Te doy mis ojos
Autor: malabesta
Fecha: 10/12/2003.
Póster Te doy mis ojos

Te doy mis ojos

Digerido por malabesta

Decía el bueno de Lao Tse en uno de sus aforismos del Libro del Tao algo como "estómagos llenos, cabezas vacías". Casualmente me he acordado de esto tras ver una película como "Te doy mis ojos". Después de un año como el que hemos tenido, en el que la manifestación estaba a flor de piel, para defender a todos aquellos pueblos, extranjeros, en peligro de perder su identidad histórica, patriótico-musical, o lo que sea, uno se pregunta por qué leches cuando hay que tratar un tema patrio a los actores, actrices, guionistas, tramoyistas, y encargados de cátering del cine español les entra el tembleque y de repente todo hay que verlo desde la equidistancia, para darle oportunidades a todos, no vaya a ser que, por ejemplo, dos colectivos en situación tan grave como pueden ser el de los maltratadores o el de los asesinos de ETA se queden sin representación y se enfurruñen.

Pues esto es lo que le pasa a la película. Está tan rodada desde la distancia que la verdad es que le falta fuerza. Un tema tan próximo, candente, y preocupante como es el de la violencia doméstica (o de género como dicen ahora, que a mi me recuerda a lo del género chico) da para una película en la que se pueden denunciar y mostrar cosas, y adquirir actitudes, mucho más valientes y arriesgadas. Desde luego, todos nos damos cuenta de que los maltratadores (al menos la mayoría) son unos enfermos, y que de un modo u otro tampoco lo hacen por gusto, pero leches, hasta se han atrevido a usar una terapia de grupo de maridos de "gatillo fácil" como desahogo cómico. La verdad es que son muy divertidos, pero le quita toda la fuerza a las escenas dramáticas, bastante explícitas y desagradables, que muestran cómo puede ser el sinvivir diario de una mujer maltratada.
España, 2003. T.O. Te doy mis ojos

Director: Iciar Bollaín, Guión: Alicia Luna, Iciar Bollaín, Duración:116min, Reparto: Luís Tosar, Laia Marull, Candela Peña, Rosa María Sardà

A esto hay que añadir que los personajes también están tratados muy someramente; si uno se revisa cualquier manual de psicología, o la sección de sucesos de unos cuantos periódicos, puede conseguir unir todos los tópicos de una relación de este estilo. El marido resentido con la sociedad que lo rodea y las paga con la mujer, ella que no se atreve a denunciarlo, el promete que va a cambiar, la amenaza de suicidio, ella que no puede dejarlo, la educación tradicional católica, él y su sentimiento de inferioridad. Son, lo que se conoce como un ejemplo "de libro". Los demás, están puestos de relleno, y también son bastante tópicos; la hermana progre, la madre tradicional, el cuñado amable, las compañeras de trabajo graciosillas...

Por otro lado, los actores están mucho mejor de lo normal en el cine de la tierra. Especialmente Luís Tosar, que la verdad es que se ha ganado su concha de San Sebastián; aunque con lo bien que le sale lo de ser un desgraciado, uno empieza a dudar sino será de verdad... pero bueno. Que esa es otra; la verdad es que no pega aquí ni con cola, pero yo no me lo puedo callar. Uno siempre oye con preocupación cuando el resto de los europeos (a excepción de Portugal) hablan de los españoles como los vikingos de los romanos (poco saben ellos que los vamos a conquistar), hacemos ruido en los autobuses, tenemos unos horarios demenciales, maltratamos a los animales... pero al ver lo que pasó en el festival de San Sebastián, uno lo que no entiende es cómo nos abren sus fronteras.

Es vergonzoso. Desde que la vieron, todos los asistentes al festival decidieron que "Te doy mis ojos" se debería llevar todos los premios, cueste lo que cueste. !Oh, sorpresa!, la Concha de Oro se la llevó "Schussangst", película alemana donde las haya. Ni cortos ni perezosos, el público asistente no se le ocurrió mejor manera de protestar que abuchear al director de la misma cuando recogía el premio. Cómo si fuese la culpa de él, vamos. Claro que luego uno no entiende como con tanta reivindicación, el cine español no lo ven ni los que entran gratis. Menos mal que Alemania estaba en contra de la guerra.

Retomando la crítica, película recomendada para hermanas progres, madres tradicionales, cuñados amables, compañeras de trabajo graciosillas... Puntuacion