Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

Matchstick men

Duración

116min

Dirección

Ridley Scott

Guión

Nicholas Griffin, Ted Griffin

Reparto

Nicholas Cage, Sam Rockwell, Alison Lohman, Bruce Altman, Bruce McGill

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Los impostores
Autor: malabesta
Fecha: 13/12/2003.
Póster Los impostores

Los impostores

Digerido por malabesta

Si Samaniego levantara la cabeza y pudiese salir de su caja, supongo que en la fábula de la flauta y el burro pondría una foto de Ridley Scott. No se entiende cómo alguien capaz de llevar a cabo películas como "Alien" o "Blade Runner", y en menor medida, "Legend" y "Thelma y Louise" puede haber decaído tanto con el tiempo.

Aunque también hay que decir que, desde luego, "Los impostores" es mucho, muchísimo mejor que productos como "Blackhawk derribado" o "Hannibal". Pero aún así, no pasa de ser una película normalita. Especialmente gracias a la intervención de Nicholas Cage que, vista su actuación, uno podría pensar que para preparar su papel ha estado viendo de manera contínua todos los especiales de fin de año de Martes y Trece; sólo le falta soltar ese trino nasal tan característico de Millán, y decir de vez en cuando 'jate y digamelón. Dantesco. Tal colección de tics, posiciones forzadas, alzamientos de cejas, temblequeos e incontinencias sólo se han visto en las filas de los cásting para Operación Triunfo. Los actores que le rodean no es que sean mucho mejores, pero desde luego a su lado brillan como Adonis. Especialmente Alison Lohman, que le hace sentir a uno que se ha perdido algún chiste, porque se pasa media película sonriendo en las situaciones más extrañas. Por otro lado, Sam Rockwell parece que se queda de ladrón de poca monta a perpetuidad.

La película narra la historia de un timador veterano, compulsivo y maniático, que comienza a asistir al psicólogo para intentar superar sus infinitos tics. A raíz de esto, acaba conociendo a su hija, largo tiempo olvidada, mientras paralelamente intenta dar un último gran golpe para poder retirarse tranquilamente y tener una vida normal. De nuevo estamos delante de una historia de timos/estafas/atracos, algo ribeteada de amor filial, en la que nos presentan a un montón de delincuentes simpáticos y a unos timados que en parte se lo merecen (uno de los guionistas lo es también de "Hagan juego"). Por supuesto el guión le da mucha más profundidad al tema, planteando las dudas morales de los atracadores y demás, pero no voy a contar mucho aquí, no vaya a quitarle la gracia al asunto. A mayores, una banda sonora muy buena, con los temas clásicos de Sinatra, Wayne Newton y demás, que a este tipo de historias le sientan como anillo al dedo.

Otro de los feos del resultado final es el montaje. Por un lado es ésta la n-ésima vez que nos encontramos con un montaje un tanto retro, muy de moda últimamente, con cortinillas para pasar de escena a escena, y cosas así, pero de vez en cuando, a Scott parece que se le haya caído el rollo de película en la picadora de hacer chorizos, porque corta los planos largos de manera compulsiva y desagradable, como cuando se te atasca el vídeo, vamos.

Recomendada para ultra-ortodoxos de Nicholas Cage y/o Ridley Scott, gente que añore "Aquí huele a muerto" y personas que no tengan nada mejor que hacer, que la verdad es que la película no aburre. Puntuacion