Ficha

País

USA, Alemania

Año

2001

Título original

Jeepers Creepers

Duración

90min

Dirección

Victor Salva

Guión

Victor Salva

Reparto

Gina Philips, Justin Long, Jonathan Breck, Patricia Belcher

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Jeepers Creepers
Autor: sensillo
Fecha: 17/01/2004.
Póster Jeepers Creepers

Jeepers Creepers

Digerido por sensillo

Prometo que no obtengo ningún tipo de sádica satisfacción hablando mal de ninguna película. Sin embargo, hay casos en los que la conciencia obliga a dar la voz de alarma para que los pueblerinos huyan a sus casas y se resguarden del lobo. Esta responsabilidad es tanto mayor en cuanto muchos críticos desaprensivos no han puesto en alerta convenientemente a la población, tratando a la bestia con tal indulgencia que, de ser yo una persona propensa a pensar mal, creería sin duda que han firmado inicuo pacto con el maligno.

Quienes esperen ver en esta película una antología de sustos prefabricados se sentirán defraudados. Es tal el desprecio por el espectador, que ni siquiera recurren a golpes de efecto fáciles y mil veces vistos, sino que descargan en la imaginación del público la labor de asustarse, quizás recordando una visita pasada al dentista.

La intención de la película no es original pero si loable. Se trata de construir un ambiente de pesadilla con un escenario y unos referentes más cercanos al público objetivo (el adolescente norteamericano) que la típica mansión centroeuropea o la casa victoriana. Todo esto se echa a perder con una presentación de personajes incomprensiblemente larga y aburrida, un desarrollo previsible y aburrido y un desenlace torpe y aburrido. Espero que haya quedado clara la idea.

Los protagonistas resultan tan cargantes que, a los pocos minutos de la película, cualquiera se da cuenta de que merecen la peor de las muertes. Con estas premisas malamente va uno a solidarizarse con su suerte y pasar un rato de miedo. La aparición del monstruo malvado da al traste con las pocas esperanzas que aún quedan de encontrar algún sobresalto. Resulta siempre arriesgado exhibir directamente el objeto de terror en estas películas. Cuanto más velada es la amenaza, se añade al mal un aura de misterio que suele funcionar bien incluso en las películas malas. Sin embargo, en este caso el mal se encarna en una especie de teleñeco indigente entrado en años, marcado su rostro con los estragos de drogas muy malas y excesos carnales con íncubos hermafroditas.


Y por si esto fuera poco, obligan al pobre engendro a hacer absurdas piruetas, arrebatándole la poca dignidad que le quedaba. Huelga decir que entran ganas de que arda en la misma pira en la que merecían morir los protagonistas, acortando de este modo los sufrimientos de unos y de otros. Y de los espectadores, faltaba más. Indigna a cualquier alma sensible que el cine se pague por adelantado.

Una película más que se añade a la lista del revival de cine de terror teen. Ni siquiera podemos, pues, comentar su audacia.

Recomendada para enfermos del corazón y, en general, para todas aquellas personas a quienes no convenga experimentar emociones fuertes. Puntuacion