Ficha

País

USA, Canadá

Año

2003

Título original

Cold Creek Manor

Duración

118min

Dirección

Mike Figgis

Guión

Richard Jefferies

Reparto

Dennis Quaid, Sharon Stone, Stephen Dorff, Juliette Lewis

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La casa
Autor: bronte
Fecha: 17/01/2004.
Póster La casa

La casa

Digerido por bronte

El talento interpretativo de Sharon Stone pasa desapercibido incluso en las escenas en que está durmiendo. Es algo digno de estudio. En esta película roza el surrealismo interpretativo cuando abre mucho los ojos como para expresar que tiene mucho miedo. Su interpretación no tiene nada que envidiar a la mejor representación de parvulitos de "Caperucita Roja". Más o menos.

Stephen Dorff tampoco le va a la zaga. Me pregunto quien habrá patentado esa cosa tan manida cuando se quiere interpretar a un tipo duro: sorberse los mocos. Atención a la escena en la que Dennis Quaid está sólo en el bar. Atención a la sorbida de mocos de Dorff. Debe de haber una relación directa entre delincuencia y mucosidad. Cada vez lo veo más claro. Y es algo internacional. No hay más que ver "El comisario". Para que luego digan que "nosotros tenemos otra forma de crear".

Lo dicho. Dennis Quaid parece un pulpo en un garaje en este despropósito con consistencia de plastilina. Definitivamente ver a mi abuela tendiendo las sábanas desde un séptimo piso tiene más suspense y emoción que "La casa". Bueno, ver a un hámster en su ruedecilla tiene más emoción que "La Casa". Se me ocurre que cortarse las uñas de los pies con una tijera oxidada causa definitivamente mucho más terror que "La Casa". Pero no quiero seguir poniendo ejemplos. Creo que se pilla la idea.

La historia de esta película gira en torno a una familia que abandona el mundanal ruido de NYC y se traslada a una hermosa mansión en el campo que compran por cuatro duros. Con bicho incluido. El bicho es el antiguo propietario, un macarra musculado que no está dispuesto a que se queden con la casita tan fácilmente. A partir de aquí, todos podemos recitar al dedillo que es lo que va a pasar. Todos menos el personaje de Stephen Dorff, que se ve que es un "pringao". Pero esto también era predecible.

Mike Figgis, un director en tiempos con fama de autor comprometido, vuelve a sus orígenes con una película de género, que más parece de género distraído, por la poca inteligencia mostrada tanto en los diálogos, como en las situaciones, como en el desarrollo, como en la elección de la marca del agua mineral para el equipo. Una película aburrida en la que no falta Juliette Lewis haciendo uno de los dos papeles en los que está especializada: retrasada o marginal. La verdad es que me es imposible discernir si en esta película hace de lo primero o de lo segundo. Puede que la respuesta correcta sean ambas.

Pocas sorpresas más. Sharon Stone clamando a los cuatro vientos que es guapísima mientras se desorbita, Stephen Dorff aprovechando la mínima para enseñar tableta abdominal y sorberse los mocos, Juliette Lewis retrasándose marginalmente, y Dennis Quaid intentando hacerse pasar por Harrison Ford, para no reconocer responsabilidades en este desaguisado. Y una película sobre una casa muy chula, a la que la aparición de unas serpientes convierte en la recreación de la Casa del Terror de las fiestas de mi pueblo. O peor.

Prescindible. Recomendada para amantes del mus, que mejor harán quedándose en el bar a jugar la partida.

Puntuacion