Ficha

País

Corea del Sur

Año

1999

Título original

Swiri

Duración

125min

Dirección

Je-gyu Kang

Guión

Je-gyu Kang

Reparto

Suk-kyu Han, Min-sik Choi, Yoon-jin Kim, Kang-ho Song

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Shiri
Autor: sensillo
Fecha: 28/01/2004.
Póster Shiri

Shiri

Digerido por sensillo

En su momento la producción más cara del cine coreano, "Shiri" funcionó muy bien en sus taquillas, demostrando que allí les gusta más o menos lo mismo que aquí: no sé si pensarán, crearán y silbarán diferente, pero tampoco ven cine español. Para quien no lo haya podido deducir, es cine de entretenimiento, pensado para agradar al espectador y no al ego de un creador y sus prosélitos. Dicen los discípulos más aventajados de la escuela de Perogrullo que este pequeño matiz en las intenciones de la película pudiera tener relación con su posible éxito recaudatorio. En fin, vayan ustedes a saber.

Una vez más, dos aguerridos policías se enfrentan a un grupo de terroristas fanáticos que intenta llamar la atención del mundo sobre su causa adornándola con una tremebunda matanza. En este caso el plan consiste en volar por los aires el estadio de fútbol de Seul, y les hubiera salido todo bien de no haber sido por esos jovencitos entrometidos, como dirían en Scooby Doo, que salvan la situación en el último momento. Claro que antes de ello ocurra, un montón de figurantes son tiroteados, un edificio de oficinas vuela por los aires, y el guión da un par de pequeños giros supuestamente inesperados que, sin embargo, no llegarán a pillar a casi nadie por sorpresa. Eso sí, nos escamotean la figura del protagonista simpático que hace chistes malos y nadie lo echa en falta. Como todo esto lo hemos visto ya tantas veces, es imposible que una más nos haga daño.

La película resulta una alternativa al ocio mejor que, digamos, comer pipas. Lo cual, para que no se enfaden los productores de frutos secos, hay que decir que no es poco. Es entretenida, pero no conviene crearse expectativas muy elevadas, pues tiene aspectos claramente mejorables. Los actores no han sabido o no les han dejado llenar sus personajes, y no consiguen calar en el espectador, a pesar de representar arquetipos universales muy fáciles de asimilar. Así, aunque lo intenta, desperdicia muchas oportunidades de causar auténtica emoción, por mucho que a los héroes les sucedan cosas terribles.

Por otra parte, las escenas de acción, y en una película de este tipo tienen gran importancia, resultan confusas y agotadoras para el ojo humano. Serían el análogo visual a la verborrea del muñegote de Fraga. Sostengo la teoría de que el propio operario de cámara participaba también en los tiroteos, después de haberse atiborrado de cafeína. Es tal el caos producido por el frenesí de la cámara, que resulta imposible enterarse de nada, y todo este trajín llega a facilitar la huida del malo en una escena en la mitad de la película en la que ya se veía acorralado. Todo lo que yo pude entender es que simplemente se escapó a otro fotograma en el que ya no había policías.

En cuanto a la intriga, reiterar la idea de que no sorprenderá demasiado. Quién esté atento y le gusten estas cosas, seguramente adivinará algunos detalles con cierta antelación. Pero el guión funciona aceptablemente mientras no se le pidan peras al olmo, y no le faltan a uno, en el peor de los casos, ganas de comprobar que el “qué pasará” es el que había vaticinado.

Recomendada a los fanáticos del Counter Strike y a todos aquellos que, odiando el fútbol, quieran ver su sueño a punto de cumplirse. Puntuacion