Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

21 grams

Duración

125min

Dirección

Alejandro González Iñárritu

Guión

Alejandro González Iñárritu, Guillermo Arriaga

Reparto

Sean Penn, Benicio Del Toro, Naomi Watts, Charlotte Gainsbourg

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de 21 gramos
Autor: malabesta
Fecha: 30/01/2004.
Póster 21 gramos

21 gramos

Digerido por malabesta

La carrera de Alejandro González Iñárritu es, como mínimo, meteórica. Tras su primera película, "Amores perros", una colaboración en "9'11'02" y un anuncio, su siguiente largo, "21 gramos" reúne a la flor y nata del Hollywood actoral, además de desprender un tufillo a Oscar que ya quisieran muchos para sí.

Entrando en materia, "21 gramos" es la historia de la relación entre un pobre diablo, Del Toro, un hombre que recibe un corazón transplantado, Penn, y una ex-cocainómana, Watts, junto con sus respectivas familias. No quiero entrar en demasiados detalles, pues el guión, desde mi humilde punto de vista, no es demasiado original; la película lo intenta reforzar a través de un montaje en el que la línea temporal del relato no es lineal, y se intercalan sin ningún tipo de separación ni señal, situaciones muy distantes temporalmente.

De esta manera, hasta casi parece sorprendente en determinados momentos, claro que, el espectador avezado (y todos los que leen esta página lo son, además de extremadamente atractivos) tras media hora de película, sabe qué va a ocurrir, con ligeras salvedades, el resto del tiempo. Así que se puede dedicar el tiempo restante a calcetar, resolver ecuaciones de cabeza, invertir en bolsa, o cualquier otra actividad productiva. El "cinéfilo" que se sentó a mi lado, tuvo a bien proferir sonoros ronquidos durante las partes de la película que consideró más aburridas.

Muchos aspectos destacables, que no buenos, tiene la película. Por un lado están los actores, y por otro Benicio del Toro. La verdad es que pocas nominaciones hay tan merecidas como la suya este año; es, con diferencia, lo mejor de toda la película. Luego está el resto de los actores, que no están a su altura, pero en general se defienden. Especialmente Penn, que tras su mímesis de "Mistyc river", en esta película uno puede verlo sin pensar en otra cosa. Claro que sigue mostrando su repertorio habitual de gestos forzados, ceños fruncidos y manos crispadas, que uno no sabe si está mal del corazón o tiene artrosis.

También hay que destacar el acabado de la película, que está rodada como con prisa, con cámaras que nunca se están quietas del todo (aunque sin llegar a los extremos Dogma) y con unos colores y un acabado granulado (intuyo que será cosa de la emulsión, no es que le hayan hecho el gotelé) que le dan un aspecto rudo, como si uno estuviese viendo la película en crudo, casi sin montar. Supongo que el desbarajuste de flash-back ayuda a sentir esta sensación.

Recomendada entonces para fanáticos de los Oscars, fanáticos de Del Toro, Watts o Penn, fanáticos de A. G. Iñárritu y fanáticos en general, que mientras estén en el cine no andarán escarneciendo la virtud por ahí.

Puntuacion