Ficha

País

USA, Alemania

Año

2003

Título original

Monster

Duración

111min

Dirección

Patty Jenkins

Guión

Patty Jenkins

Reparto

Charlize Theron, Christina Ricci, Bruce Dern, Scott Wilson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Monster
Autor: malabesta
Fecha: 29/02/2004.
Póster Monster

Monster

Digerido por malabesta

"Basada en hechos reales". Con estas cuatro palabras comienza "Monster", y con esas mismas cuatro palabras se la podría definir. Desde luego no es el típico producto de sobremesa en fin de semana, pero las diferencias que la separan de estas últimas tampoco son excesivas.

La película narra la historia de Aileen Wuornos (Charlize Theron), una prostitua que en los ochenta mató, Colt .357 en mano, a siete hombres en el estado de Florida (uno de los pocos que mantienen la pena de muerte) para terminar ejecutada, tras ser condenada por tres homicidios. La película se centra en su relación con Selby (Christina Ricci), una joven lesbiana de familia presumiblemente ultracatólica con la que vive una intensa historia de amor, que comienza y termina con sendos asesinatos. Sin embargo, monster no se centra tanto en los crímenes en sí, salvo en el primero y el último, que realmente tienen mucho peso en la historia, como en las relaciones entre Theron y Ricci, así como las de Theron con los hombres, ya sean potenciales clientes o no.

El guión resulta ser poco para una historia tan grande, y los personajes no están muy bien presentados. El de Selby aparece un buen día en la película, y no tiene una personalidad muy definida; pasa de ser una mujer oprimida por una familia que no aguanta su sexualidad a una corista de Eminem, con una etapa de dominatrix... De Aileen, excepción de una pequeña introducción al principio, sólo conocemos su pasado o motivaciones porque ella misma las cuenta, ya sea voz en off o a base de conversaciones, un tanto forzadas. Y luego está el hecho de que haya que pasar todo por ese tamiz moral que tan de moda está, así que todas las víctimas asesinadas aparecen caracterizados como auténticos desalmados, de esos a los que Schwarzennegger eliminaría sin despeinarse, y que en el fondo todos sabemos que se lo estaban buscando.

De todas maneras, el plato fuerte y atractivo de esta película no radica en la historia, ni en la dirección, ni en la fotografía. Lo que atrae a las masas hambrientas al cine es lo de siempre; ver a uno de los actores de Hollywood, guapo y glamuroso, hecho un adefesio. Y así aparece Charlize Theron, totalmente irreconocible. Y este es su mayor mérito, porque su actuación tampoco es que sea nada del otro jueves. Pero está muy bien caracterizada, no sólo por el maquillaje, sino porque ha ganado peso corporal, en uno de esos alardes de trabajo actoral que tanto gustan a los académicos, y sino miren a Robert De Niro, que aún están recordando cuando hizo de "Toro salvaje". También Christina Ricci aparece con más kilos de lo normal, o por lo menos de la escualidez con la que había aparecido últimamente. Yo es que no lo entiendo; cuando se tiene un físico tan peculiar como el de Ricci, y se adelgaza tanto, uno empieza a parecerse de manera alarmante a una señal de prohibido aparcar. Menos mal que en esta aparece con su kilaje habitual, con el que, sin duda, está mucho más guapa y natural.

En fin, un drama bastante decepcionante, recomendado para aspirantes a proxenetas, transformistas y masoquistas en general. Puntuacion