Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

School of rock

Duración

108min

Dirección

Richard Linklater

Guión

Mike White

Reparto

Jack Black, Mike White, Joan Cusack, Sarah Silverman

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Escuela de rock
Autor: bronte
Fecha: 03/03/2004.
Póster Escuela de rock

Escuela de rock

Digerido por bronte

¡Qué cosa tan extraña eso del humor! Lo digo porque llorar, todos lloramos más o menos por las mismas causas. En cambio reír... es otro cantar. Uno nunca sabe que es lo que le puede hacer gracia a otro. Y si hago esta introducción es para aclarar que me encanta Jack Black. Me parece un cómico físico de primera, y creo que es de esos actores que con sólo estar delante de la cámara, llena la pantalla, el cine, y sobre todo sus propios pantalones. Esto no quiere decir que ustedes les guste, o que vayan a disfrutar con "Escuela de Rock" tanto como lo hice yo. Dependerá de la gracia que le haga este actor.

Les puedo decir que en este filme aguanta planos secuencias realmente largos, él solito, sin ayuda de nadie, y sin que aparezca ninguna tía desnuda por detrás. Para tal menester, tampoco ha tenido que engordar, ni ponerse cebollas en los lagrimales para arrugar mucho la cara, ni hacer de retrasado. Tan sólo estar ahí. ¿Más ejemplos? Los títulos de crédito finales van a acompañados por un número musical del propio Black. ¿Se levantó alguien de su butaca antes de que la pantalla se quedase en negro? ¡Falso! Mayores y niños aguantaron como unos jabatos hasta que salieron los sellos, para ver como Jack hacía gala de su talento como cantante de rock. Porque además, canta más que bien. Jack tiene "it".

Recordará este papel al que Jack tenía en "Alta fidelidad", por su amor a la música y por su personalidad un tanto "agitada". Y es que este personaje está construido especialmente para este actor. Vago rockero algo desequilibrado que va pegando gritos y saltos por ahí. Y a todo esto, emulando a su heroína Marujita Díaz, pues si han seguido su carrera, habrán notado cómo le gusta a Black hacer chirivitas con los ojos, ese gran clásico. Pero aparte del actor principal, factor a tener muy en cuenta en el conjunto de este filme, la película también se defiende por sí misma. Buenos gags, buenos chistes, y buenas situaciones cómicas.

A pesar de seguir un esquema muy manido, que ya hemos visto en películas como Sister Act o similares (esto es, elemento perturbador, en forma de profesor, que traerá felicidad a un mundo supuestamente ordenado pero intensamente desgraciado), la película es comedida en sus elementos más sentimentaloides. Por ejemplo, tienen el buen gusto de no ofrecernos alumnos con terribles traumas infantiles, que el personaje de Jack redimirá. Es verdad que se apunta por ahí un padre muy dominante, pero de manera discreta, nada impúdico; meros apuntes para reforzar las situaciones cómicas. Y ahí está la mayor virtud de "Escuela de Rock". Es una película que pretende divertir, y nada más, y no se meten en más zarandajas de síndrome de Klinefelter y similares.

Los niños en general están fenomenal, y la película nos premia con algunos números musicales realmente notables. Los personajes están muy bien construidos, y en caso de odiar con todas nuestras fuerzas a Jack Black, siempre podremos disfrutar con la más que efectiva Joan Cusack, otro portento de vis cómica natural. Y también con Mike White, que además de ser otro buen actor cómico, resulta ser el guionista de esta agradecida película, y el compositor de algunas canciones. Vaya versatilidad...

Resaltar el doblaje del niño estilista, que arrasa en el cine, y llorar amargamente el doblaje del propio Jack Black. Mucho echamos de menos a Rafael Calvo, su doblador habitual, sustituido por... ¿cómo calificar esto? Sólo puedo decir que su voz era como de pijo amanerado. Dicen que tal vocecilla pertenece a un tal Dani Martín, cantante de "El canto del loco". Yo no dudo que como cantante sea la bomba, pero como doblador, quizás debería dejar que los mayores se ocuparan de esas cosas. Eso sin contar, la amarga ironía que supone que un cantantillo de pop, doble a un personaje que odia el pop y que defiende hasta la muerte el hard core. ¿Será cosa de la distribución? ¿Será cosa de dirección de doblaje? ¿Por qué tenemos que aguantar los admiradores de Jack Black estos ultrajes? ¿Por qué no dobla el tal Dani Martín a Sean Penn, que ahí sí que no iba a decir yo nada? Recomendada efusivamente la versión original en esta ocasión. Aunque Jack Black sale airoso hasta con la voz del pato Donald, es una pena que su interpretación se pierda con un doblaje tan nefasto. Además, fíjense que curioso... Lo dobla un cantante, pero no se ha atrevido siquiera a doblar las canciones (suponemos que Dani Martín comparó sus discos con la propia voz cantando de Jack Black, y hasta ahí le llegó la osadía).

Espero que por lo menos todas las groupies del grupo este llenen los cines para ver "Escuela de rock", ya que nos han fastidiado y bien a todos los "fanes" de Jack Black. Recomendada por lo tanto, para seguidores de Black, para amantes del rock, para amantes de la comedias con un punto locuelo, y para todos aquellos a los que les gusta el concurso ese de guitarristas sin guitarra.
Puntuacion