Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Torque

Duración

84min

Dirección

Joseph Kahn

Guión

Matt Johnson

Reparto

Martin Henderson, Ice Cube, Monet Mazur, Matt Schulze

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Torque
Autor: malabesta
Fecha: 19/03/2004.
Póster Torque

Torque

Digerido por malabesta

Para todos aquellos que ni hayan visto el tráiler, ni el poster, ni ninguno de los anuncios y hayan entrado en la sala con los ojos cerrados y sendas palomitas en las orejas, sirva esto de aviso. "Torque" (título que en castellano quedaría traducido como par de fuerza, o momento) nuncá ganará ningún premio, salvo quizá alguno a los dobles de riesgo. Esto significa que ni el guión es sobresaliente, ni las actuaciones espectaculares, ni la fotografía innovadora, ni la dirección revolucionaria. "Torque" es una película que entretiene. No hay que pedirle peras al olmo.

Aquellos que hayan tenido uso de razón en los ochenta, estarán más familiarizados con la historia que los habitantes de otros planetas. Tenemos a un motero fuera de la ley, Cary Ford (Martin Henderson), que con su moto ni las leyes de la física respeta. Tras un problema de drogas, se exilia a Tailandia, para luego volver a USA con el fin de solucionar sus asuntos con la ley y con su novia y mecánica Shane (Monet Mazur). En la vuelta, el jefe de una banda de moteros muy malos, así como los ángeles del infierno, intenta deshacerse de él enemistándolo con una tercera pandilla de moteros, los Reapers, liderados por Trey (Ice Cube). Con la ayuda de dos fieles amigos, tendrá que enfrentarse a todo motero que se le ponga por delante para limpiar su nombre y reconquistar a su amada. En fin, que no es algo demasiado novedoso.

Claro que esto no es del todo malo; un guión tan sumamente trillado es difícil hacerlo mal; ayuda el que sólo dure ochenta minutos. Se le puede achacar que los personajes no están muy elaborados, pero no hace falta. Para ver como se lían a tiros tampoco es necesario saber si tienen primos o no, o si su padre iba en calzoncillos por la casa cuando eran pequeños, traumatizándolos freudianamente. Lo mismo para las actuaciones; todos cumplen sobradamente con sus papeles. Papeles que, a decir verdad, poco más requieren que ser bien parecido, y en el caso de Ice Cube y de Matt Schulze, el malo de turno, pues ni eso. Por cierto, el personaje antagonista de Cary Ford se llama Henry James; curioso nombre para el lider de una banda de moteros. Como no sea por lo de otra vuelta de tuerca...

Lo peor sin duda de la película, es la dirección. Joseph Kahn viene del mundillo de los vídeos musicales, por lo que la película está salteada de escenas con música de fondo que poco o nada aportan a la historia, además de un uso más que excesivo de todo tipo de efectos de cámara. Zooms, desenfoques, cámaras digitales, degradado de los colores, cámaras al hombro, ángulos de visión imposibles... supongo que en un clip de cinco minutos todo esto queda muy bien, pero en una película la verdad es que satura un poco. Aunque también tiene su lado bueno. Gracias a estas distorsiones visuales, los efectos especiales, en los momentos que más chirrían, se ven ligeramente encubiertos por la imposibilidad del espectador de fijar la vista en la pantalla sin tener un repentino ataque de diarrea y/o náuseas.

En fin, una especie de western en el que los caballos aparecen en múltiplos de cien, y los vaqueros llevan mucho más cuero encima del habitual. Recomendada para moteros y para todos aquellos que hayan intentado sacarse el A2. Por otro lado, todos aquellos que esperen ver al Santo Oficio, quedarán decepcionados. Puntuacion