Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Club dread

Duración

97min

Dirección

Jay Chandrasekhar

Guión

Jay Chandrasekhar, Kevin Heffernan, Steve Lemme, Paul Soter, Erik Stolhanske

Reparto

Elena Lyons, Bill Paxton, Jay Chandrasekhar, Jordan Ladd

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Club desmadre
Autor: bronte
Fecha: 21/03/2004.
Póster Club desmadre

Club desmadre

Digerido por bronte

A medida que iban corriendo los rollos de "Club desmadre" iba pensando que no habría crítica más ajustada que decir que "Club Desmadre" es una película hecha por oligofrénicos y para oligofrénicos. Y tengo sólidos argumentos para apoyar esta teoría.

En primer lugar, dos de cada tres palabras incluidas en el guión son palabras de esas que una madre no querría que escuchase su hijo de cuatro años, y ya que internet es tan accesible, por esa misma razón no las vamos a reproducir aquí, pero seguro que ya se hacen una idea. En segundo lugar, aparecen n escenas de sexo vulgar y ramplón. En tercer lugar, la participación de los personajes femeninos se reduce a pasearse como mucho con un bikini, cuando no están directamente en "pelota picada" diciendo estupideces. En cuarto lugar, el 90% de los diálogos de los personajes masculinos se refieren a "Mira que buena está esa", "Vaya par de melonazos", "A esa la ponía yo a cuatro patas", y frases por el estilo, pero mucho menos elegantes, que tampoco repetiré por la razón antes aducida. Tanta liberación sexual y seguimos siendo objetos de uso cotidiano. No hay manera. Y yo me pregunto ¿Qué hacen la nieta de Alan Ladd y Bill Paxton en todo esto?

La verdad es que ver "Club desmadre" es un buen ejercicio para todos aquellos incapaces de distinguir el humor procaz, como es a veces el de los hermanos Farrelly, del humor zafio, como es el caso que nos ocupa. Lo cierto es que dan ganas de morirse cuando se ve una película así. Y poco más hay que añadir. Lo que pasa es que la vela de la esperanza, como dicen por ahí, es la última que se apaga, y digo yo ¿por qué no aprovechar y sacar conclusiones positivas de tal horror? ¿Será esto a lo que se refería Bob Dylan cuando hablaba del derrumbe de nuestra civilización? Prefiero que la película sea una gran metáfora de nuestra propia decadencia. Así puedo pensar que mi cerebro no ha dejado de funcionar durante una hora y media.

Para que me entiendan les diré que la estructura de "Club desmadre" es una copia fiel de "Diez negritos", lo que pasa es que el asesino está directamente sacado de las películas de horror teen, con cara cubierta y machete incluido. Menos mal que por lo menos los chorros de sangre no resultan desagradables. La historia asimismo está localizada en una isla paradisíaca, una especie de resort donde los jóvenes, el futuro, van a drogarse, beber y pasárselo en grande. Muy profundo todo. Lo realmente interesante y aprovechable de la película, es que mientras que sobre los personajes se cierne una gran amenaza y van muriendo uno a uno (y por cierto a una velocidad inusitada), el resto de la gente sigue en la piscina dándole al manubrio, bebiendo, empastillándose y de juerga. O sea, todos oligofrénicos.

Y que nadie me venga con ese gran clásico de que eso es cosa de los americanos, que aquí no nos quedamos cortos. En todo caso, hacia el final de la película hay algún gag aprovechable. Pero que decididamente no compensa el mal gusto que destila toda la cinta. Recomendada para los que buscan en el buen rollito una escapatoria a los problemas.

Puntuacion