Ficha

País

USA

Año

2001

Título original

The man from Elysian Fields

Duración

106min

Dirección

George Hickenlooper

Guión

Phillip Jayson Lasker

Reparto

Andy Garcia, Mick Jagger, James Coburn, Anjelica Huston, Julianna Margulies

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Servicio de compañía
Autor: bronte
Fecha: 31/03/2004.
Póster Servicio de compañía

Servicio de compañía

Digerido por bronte

Existen dos tipos de películas malas. Están esas películas malas, que a medida que trascurre el metraje estás deseando que ocurra un holocausto nuclear para dejar de sufrir de una vez. Y luego están esas película malas, que más o menos resultan entretenidas. Ésta, entretener, lo que se dice entretener, entretiene. Pero es muy mala. Malísima.

Podría empezar diciendo "El principal problema de "Servicio de compañía" es...", pero claro, tiene tantísimos principales problemas que comenzar de esta manera, sería una cuchufleta. Así que, me voy a decantar por contar un poco de qué va: Se trata esta bonita historia de un escritor que ha logrado publicar un libro, con relativo éxito, pero se encuentra en un proceso de bloqueo, y cada vez tiene más deudas y menos dinero. El escritor tiene una mujer, y un hijo pequeño, y la angustia de no poder mantener a su familia se va apoderando de él. En esto aparece por allí una momia, un madame, y le ofrece ser chico de compañía, a lo que el escritor accede mal que bien. Le toca ir a prostituirse con la mujer de un famoso escritor moribundo, y de esta manera entra en contacto con el escritor moribundo y éste le propone escribir su último libro a medias. Y ya no cuento más.

Problemas y/o peculiaridades lamentables: El director, George Hickenlooper, tres días antes de acabar el rodaje aún no tenía muy claro de qué iba la película. Se comenta que todo dependía de la direccíón del viento. Así nos encontramos con que es filme es narrado en flash-back con la voz en off de la momia, con cierto tono de "fábula moral", como si fuera el cuento de Caperucita Roja, vamos. Pero en otros momentos, le parece que la historia es muy tremenda, y entonces se dedica a fotografíar a Andy García en penumbra, con una lastimera música de saxo al fondo, en la mejor tradición macarrónica de cine negro. Pero luego, como la pelí también va de ser una historia de aprendizaje y de superación, a Hickenlooper le parece bien hacer el remake de "Rocky IV" pero con escritores, y se marca unos montajes elípticos (temporalmente hablando) en los que en vez de ver a Rocky y a Duke levantando piedras y corriendo por la estepa siberiana a ritmo de "The eye of the tiger", pues aparecen Andy García y James Coburn (el famoso escritor), así como escribiendo muy excitados y con mucho esfuerzo, al ritmo de una música totalmente olvidable.

Aparte de eso, los giros de la historia son tan surrealistas, que la película se convierte de entrañable de puro tonta que es. A saber: escritor celebérrimo y moribundo, consiente en que su joven, bella y enamoradísima esposa utilice los servicios de un prostituto de alto standing (la primera en la frente: no veo yo muy creíble que una mujer tan enamoradísima ande por ahí de fiesta con un desconocido en vez de acompañar a su marido en sus postrimerías); como el escritor consiente, al parecer eso le da derecho a entrar en la alcoba del adulterio todas las noches en medio del coito crematístico, con la intención de hacer un chistecito diario (esto es mucho, pero mucho); no contento con eso, al enterarse de que el prostituto es escritor de tercera, el famosísimo escritor así de buenas a primeras, le ofrece la co-autoría de su último libro, y no lo aprohija, porque ya sería demasiado. Lo que pasa después, es tan delirante, que casi merece la pena pagar la entrada para ver de que manera (tan churrigueresca) puede funcionar la mente de un guionista (es broma).

A todo esto, nuestro gigoló de pacotilla, está casado, y bueno... el matrimonio con su mujer es como un capítulo de "Belfy Y Lilibit" de tanto amor y tanta concordía. Pero en cuanto él empieza a trabajar en el susodicho libro, ella, que es una pesada, ya empieza como todas estas mujeres en las películas "no trabajes tanto... te necesitamos... somos más importantes que tu trabajo...". O sea, mientras el chico es un pordiosero, ella encantada de la vida; en cuanto tiene posibilidades de remontar, en vez de apoyarlo, venga a machacarlo... Ay... cómo son estas mujeres de las películas.

Mención última y especial a la momia: también conocido como Mick Jagger, interpretando aquí a un proxeneta de alto standing, que no mueve un musculo ni nada de nada y por lo tanto, la verdad, resulta poco creíble como prostituto, y que además lleva un peinado, que en la muy cursi secuencia a contraluz en la playa, parece que lleva casco. Y cuando bebe, hace tanto ruido que parece un extractor de hamburguesería.

Recomendada para pandillas con muy buen humor, que se van a reír un rato comentando la película. Puntuacion