Ficha

País

USA

Año

2003

Título original

Scooby-Doo 2: Monsters Unleashed

Duración

88min

Dirección

Raja Gosnell

Guión

James Gunn

Reparto

Freddie Prinze Jr., Sarah Michelle Gellar, Matthew Lillard, Linda Cardellini, Alicia Silverstone.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Scooby Doo 2: Desatado
Autor: malabesta
Fecha: 03/04/2004.
Póster Scooby Doo 2: Desatado

Scooby Doo 2: Desatado

Digerido por malabesta

“Scooby Doo 2: Desatado" es una película destinada, casi en exclusiva, para el público infantil; por supuesto, siempre hay un adulto sufrido y sufridor que acompaña a los críos y algún que otro crítico perdido en la sala. Desde luego, serán los que menos disfruten, siempre y cuando no sean fanes de la saga del perro digital en cuestión, si es que hay alguno.

Así que en la película lo que domina es la simpleza. Los malos son malos, los buenos son buenos. La trama es sencilla, y al final todo el mundo nos enseña algo. Que no hay que ocultar lo que es uno, que tener sentimientos no es cosa “de nenas” (cito textualmente), y otras enseñanzas tremendamente útiles para la vida pero que, para aquellos que nos las sabíamos de antes, nos aburren un poco. El producto en cuestión pasa por ser de aventuras y humor, en el que el conocido grupo de investigadores de lo desconocido intenta salvar a la ciudad de una oleada de viejos monstruos resucitados por un malvado doctor que, además de ir de negro, parece haberse escapado de un capítulo de los “Power Rangers”. En una película tan cargada de efectos digitales, tener a un antagonista tan de mercadillo llama un poco la atención.

Por otro lado, el humor recae casi siempre en la pareja de alivios cómicos, Shaggy (Matthew Lillard) y Scooby Doo (varios ordenadores), cuyo papel en el noventa por ciento de la cinta se reduce a caerse sobre cosas, hacer el ridículo y terminar en contenedores de materiales de diverso grado de asquerosidad para luego salvar al planeta en un arranque de heroísmo que la verdad es que no pega mucho. Al menos visto desde la perspectiva de un crítico de cine adulto, aburrido y un poco misántropo. Por supuesto, los personajes intentan ser lo mas fieles a los dibujos originales posible, por lo que son tremendamente planos. De hecho, todos los actores se pasan la película intentando poner cara de acetato, por lo que apenas mueven sus mandíbulas. Mención especial para Sarah Michelle Gellar, que visto que triunfó como “Buffy Cazavampiros” repite el mismo papel una y otra vez, dando cabriolas y patadas a todo ser de ultratumba que se precie.

Otra de las pocas cosas que merece ser salvada de la película es la aparición de Alicia Silverstone, que alegra la vista de todos aquellos que la vemos. Desde luego, su papel tampoco es de Oscar. También hay por ahí un par de números musicales que recuerdan vagamente a Disney, no porque sean buenos o entrañables, sino porque uno reza por que se acaben, y sigan con la película, para que termine lo antes posible.

En fin, recomendada para padres de familia desesperados, abuelas en estado de gracia, niñeras con corpiño y paraguas negro, fanes de Sarah Michelle y para todos aquellos que se equivoquen de sala. Puntuacion