Ficha

País

USA, UK, Holanda

Año

2004

Título original

The passion of teh Christ

Duración

127min

Dirección

Mel Gibson

Guión

Marcos, Mateo, Lucas, Juan, Mel Gibson, Benedict Fitzgerald

Reparto

Jim Caviezel, Monica Bellucci, Maia Morgenstern

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La pasión de Cristo
Autor: sensillo
Fecha: 2004-04-08.
Póster La pasión de Cristo

La pasión de Cristo

Digerido por sensillo

Todas las personas sensibles que sufrimos cada año ante la visión de esos filipinos flagelándose y clavándose en una cruz deberíamos sentir cierta angustia ante la posibilidad de que en países más cercanos a nuestro entorno se instaure como tradición una práctica mucho más salvaje, inhumana y mortificante como pueda ser la del visionado anual de “La pasión de Cristo” de Mel Gibson.

Advirtamos antes de mencionar cualquier otro punto que estamos hablando de una película extremadamente desagradable. Aunque su campaña promocional debería habérnoslo aclarado convenientemente, no está de más tener un pequeño detalle con algún anciano que quizás se esté preguntando que opina Franco de todo esto, pero es que además, dicho esto, poco más se puede añadir de este hueco espectáculo de sadomasoquismo.

La película es una adaptación de un solo capítulo de las aventuras de Jesucristo escritas por los evangelistas. Dicho capítulo cuenta el clímax y desenlace de la historia, por lo que la idea de contarlo por separado constituye un espanto narrativo que sólo a base de mucho fervor religioso podría ser perdonado. No es otra cosa que una de esas películas dedicadas exclusivamente a los fans, como las de Britney Spears o Mariah Carey, que en este caso sólo sabrán apreciar los más acérrimos seguidores del predicador nazareno. Parte de la premisa de que el público conoce previamente la historia y se aprovecha de ello para evitar tener que explicarla. Una vez más, nos meten en el cine para no contarnos nada.

Si a estas alturas alguien no me cree, que se fije en el detalle de haberla presentado en lenguas muertas, un guiño y un ardid para meterse en el bolsillo al público más friki que tan bien funcionó en “El señor de los anillos” con las partes en lenguaje élfico.

Y si no tenemos historia, ¿Qué es lo que nos queda? Pues una sucesión de imágenes muy poco gratificantes de tortura y violencia extrema que parecen no tener fin. El guión es de tal pobreza que todos los personajes aparecen caracterizados nada más que por tópicos, de ahí la polémica sobre su antisemitismo, con sus judíos que tan mal parados salen. Si algún personaje fuera catalán, tengan por seguro que aparecería con una barretina recogiendo las monedas que Judas arroja indignado al Sanedrín.

Realmente delirante la escena final, copiada de Terminator, que parece amenazarnos con una secuela: “Jesucristor: la Venganza”, que me pone los pelos como escarpias con sólo intentar imaginarla.

Recomendada para estudiantes de latín con problemas con el listening, y que aún crean que la letra con sangre entra.

Puntuacion