Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

The dawn of the dead

Duración

100min

Dirección

Zack Snyder

Guión

George A. Romero, James Gunn

Reparto

Sarah Polley, Ving Rhames, Jake Weber, Mekhi Phifer

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El amanecer de los muertos
Autor: malabesta
Fecha: 23/04/2004.
Póster El amanecer de los muertos

El amanecer de los muertos

Digerido por malabesta

Aciagos días corren en Hollywood, en los que, salvo unos cuantos agraciados, todo el mundo reversiona cualquier película que cae en sus manos. Si bien esto puede parecer malo, a todos aquellos que siempre hemos tenido cierto gusto por la serie B, nos da la oportunidad de ver las películas mas insospechadas rodadas de nuevo con presupuesto y actores no sacados de las colas de la beneficencia. Es el caso de "El amanecer de los muertos".

Cuando George A. Romero hizo su película allá por los setenta, poco se imaginaba que harían un remake; de hecho estaría bastante ocupado estirando sus dólares cual calcetines viejos para terminar su película de muertos vivientes, que instauró todo un género. Como el tiempo es cíclico, ahora estamos en pleno revival, con películas estilo "28 días después" y "El amanecer de los muertos" que demuestran que no hay mejor tema para ser resucitado que bueno, que los zombies. La principal diferencia del remake con la original es que es veinte años más moderna; esto implica que está hecha con un poco más de cuidado, sabiendo o creyendo saber dónde cojeaba la original y pudiendo modificar el guión para, intuimos, mejorarlo.

La historia es bastante sencilla; un buen día, una horrible epidemia transmitida a mordiscos, y que hace que los muertos se levanten para dedicarse a comer vivos, arrasa el país. Los pocos supervivientes se reúnen en un centro comercial, y desde allí intentan escapar de la ciudad sin ser comidos, intentando llegar a algún sitio libre de epidemias. Si el argumento puede parecer corto y abrupto, así lo es la película. Presenta a la protagonista, sin mucha profundidad, para a los cinco minutos ponerla a atropellar zombies nada incorruptos. Es extraño ver como todos los personajes pasan de el horror absoluto por ver a los suyos intentando comerles el cerebro cual telepredicadores a actuar como comandos entrenados del ejército, matando a diestro y siniestro, peleando, disparando y planeando estrategias complicadas. Destaca también el homenaje, no se si intencionado o no, pero un poco velado al "Equipo A". Me explico; cuando los zombies los han rodeado y encerrado en el susodicho centro, los protagonistas agarran dos autobuses y los restos de una ferretería y, soldador en mano, montan un vehículo preparado para pisotear zombies como si fuesen margaritas. Supongo que es lo que ha heredado de la serie B.

El reparto, sin tener grandes estrellas, tiene actores más que capaces, como la ya nombrada Sarah Polley, Ving Rhames (haciendo de poli, oh, sorpresa), que cumplen con sus papeles seriamente, sin dejarse llevar por el desmadre sangriento que es la película. Es cierto, absténganse los débiles de corazón. No sólo hay más vísceras que en el mercado, sino que los sobresaltos se suceden continuamente, sólo interrumpidos por situaciones inquietantes, momentos desagradables, orgías de trepanación, disparos y cortes y algún que otro tiempo muerto, pero sólo para preparar una escena aún peor. También tiene sus momentos de humor negro, aunque más bien escasos.

En fin, una película que entretiene, asusta e inquieta un poco, aprovechando bastante los recursos que tiene, aunque a veces, para rellenar la historia, abusa un poco de la matanza indiscriminada de zombies, con los que, como seguramente nos dirán nuestros intelectuales algún día, hay que dialogar.

Recomendada para todos aquellos seguidores de las modas, a los que les gusten los conciertos masivos, las fiestas rave, las manifestaciones y los sanfermines; se sentirán identificados.
Puntuacion