Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

50 first dates

Duración

99min

Dirección

Peter Segal

Guión

George Wing

Reparto

Adam Sandler, Drew Barrymore, Rob Schneider, Sean Astin, Dan Aykroyd

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de 50 primeras citas
Autor: bronte
Fecha: 24/04/2004.
Póster 50 primeras citas

50 primeras citas

Digerido por bronte

"50 primeras citas” es un gran ejemplo para poder distinguir entre el argumento de una película, y el guión de una película. El argumento no es que sea el no va más de la originalidad. Podríamos decir que toma un poco de "Atrapado en el tiempo", otro poco de "Memento", y a partir de ahí construye una comedia romántica sobre una chica con problemas de memoria a corto plazo, y el hombre que está enamorado de ella, y que se ve obligado a enamorarla de nuevo todos los días. Vale que no va a ganar el premio I+D a la novedad cinematográfica, pero bien podríamos decir que es un punto de partida asaz halagüeño.

Claro que todo esto hay que traducirlo en escenas, personajes y frases. Lo que es el guión, vamos. Lo de las escenas se ha resuelto dignamente, sin excesivas complicaciones, y se puede decir que "todo va bien". Pero lo de los personajes y frases, es de juzgado de guardia. No sé qué le pasa últimamente al cine americano. Por aquí nos hinchamos a decir que son unos mojigatos, pero cada vez es más evidente que en películas en teoría de corte "tolerado", introducen más y más contenidos "subidos de tono". Con esto no quiero decir, que "50 primeras citas" sea "El imperio de los sentidos 2", pero vamos, creo que se podían haber ahorrado n gestos obscenos, y varios comentarios tipo "bar del tío pepe a las cinco de la mañana". Porque si es una película romántica, es una película romántica, y si pretenden hacer una película romántica graciosa, cosa que no está mal, conviene darle un poco al magín, y no seguir al pie de la letra los "101 consejos para resultar gracioso en una boda de catetos" de Esteso & Pajares.

La verdad es que no se sabe qué fue primero, si el huevo o la gallina. No se sabe si chistes tan de rebajas son debidos a personajes cómicos tan lamentables, o si haber construido unos personajes cómicos tan repelentes, obliga al guionista a escribir unos chistes tan patéticos. Por ejemplo, la gran vomitona nada más empezada la película (se impone el mal gusto (y sí, los Monty Phyton pueden hacerlo porque no se trata de lo que se hace, sino de cuándo se hace, y cómo se hace), el humor recalcitrantemente machista con suegras, mujeres gordas, guarras, ninfómanas, salidas y todo lo que se precie pululando por ahí, y más cositas que no destriparé al espectador empeñado. En cuanto a los personajes se lleva la palma el de Rob Schneider, en franca decadencia, Sean Astin, sacando músculo después de Samsagaz, aunque se podía haber quedado como estaba, y el de la tal Lusia Strus, que hace de alemana, y que vaya por Dios...

A parte de eso, ahí tenemos a Adam Sandler y a Drew Barrymore intentando repetir el éxito de "El chico ideal", también conocida como "El cantante de bodas", deliciosa y nunca bien ponderada comedia, escrita por Tim Herlihy, responsable de buena parte de las películas de Sandler. Pero claro, el autor de estas "50 primeras citas", George Wing, aún tiene bastante que aprender. Mucho. No obstante, la innegable química que hay entre Barrymore y Sandler, saca adelante lo que haga falta, y reconoceremos que las escenas puramente románticas, sin ser nada del otro mundo, resultan y hacen que la maquinaria siga girando.

Así que, recomendada para gente monótona, y para todos aquellos a los que no le importe ver a Adam Sandler haciendo una vez más de "Adam Sandler". Puntuacion