Ficha

País

USA

Año

2002

Título original

Abandon

Duración

99min

Dirección

Stephen Gaghan

Guión

Stephen Gaghan

Reparto

Katie Holmes, Benjamin Bratt, Charlie Hunnam, Zooey Deschanel

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La desaparición de Embry
Autor: malabesta
Fecha: 08/05/2004.
Póster La desaparición de Embry

La desaparición de Embry

Digerido por malabesta

“La desaparición de Embry” es una película que creo yo aspira a ser una especie de thriller psicológico descafeinado, sin demasiadas emociones fuertes. Y en cierta manera lo consigue, puesto al igual que con el café descafeinado, con ésta es más fácil dormirse que con las demás.

La historia viene a ser la de la investigación, dos años después, que Wade Handler (Benjamin Bratt), un policía con problemas de alcoholismo, hace de la desaparición de Embry Larkin (Charlie Hunnam), un guapo, inteligente, brillante, rico, bohemio y extravagante alumno de una prestigiosa universidad americana. El principal elemento de la investigación es la ex-novia de Larkin, Katie Burke (Katie Holmes) que ahora está a punto de terminar su tesis (no confundir con una tesis doctoral; en América es más del estilo de un proyecto de fin de carrera, o una tesina di laurea, que dicen los italianos), terminar su licenciatura y asistir a miles de entrevistas de trabajo de esas de las que estresan tanto a los universitarios americanos. Por en medio de todo esto, a uno le da tiempo de ver cómo es la universidad, llena de lo que parece ser la flor y nata de la clase alta mundial: hijos de millonarios, hijos de millonarios del tercer mundo, hijos de políticos millonarios del tercer mundo, y algún que otro huérfano, también rico, componen el cuadro de alumnos. Parece que de todos ellos la única que nunca ha usado grifería de oro ha sido Katie Holmes.

También aparecen por allí los amigos de ella, una pandilla bastante heterogénea de individuos, todos absolutamente geniales, ricos y bastante desquiciados. Aunque a mí me entra la duda de si parecerán desquiciados a posta o será cosa del guionista, que no ha sabido muy bien sacar a sus personajes de unos clichés un tanto raros.

A pesar de todo esto, la historia no es mala del todo. El problema es que en ningún momento uno llega a sentir el más mínimo interés por ninguno de los personajes, por lo que se aburre enseguida. A ello no ayudan mucho los actores; Katie Holmes parece que basa su actuación en estar mona y poner cara de pena. Charlie Hunnam, el desaparecido, parece que ha recibido la verruga que le extirparon a Enrique Iglesias, y Benjamin Bratt la verdad es que no pasa de parecer un extra de teleserie.

En fin, una película de la que ya casi no me acuerdo, recomendad sólo para universitarios, preferentemente de económicas y/o empresariales, en su último año, con múltiples entrevistas de trabajo y un novio desaparecido, a ver si ellos se implican algo en la historia. Los demás, abstenerse.

Puntuacion