Ficha

País

USA

Año

1992

Título original

Reservoir dogs

Duración

99min

Dirección

Quentin Tarantino

Guión

Quentin Tarantino

Reparto

Harvey Keitel, Tim Roth, Michael Madsen, Quentin Tarantino, Steve Buscemi, Chris Penn, Edward Bunker

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Reservoir dogs
Autor: malabesta
Fecha: 16/05/2004.
Póster Reservoir dogs

Reservoir dogs

Digerido por malabesta

Increíblemente, mucha gente no sabe de dónde han sacado sus pintas gente como los "Caiga quién caiga". Ni de dónde le viene la fama a Tarantino. Ni por qué Michael Madsen es popular. Todas estas preguntas y muchas más, se responden con un simple visionado de "Reservoir dogs".

Durante un tiempo prohibida en Inglaterra por su violencia, y publicitada de rumor en rumor, la película cumple las expectativas que crea. Es violenta, pero qué película de Tarantino no lo es. Pero aparte de eso, es una de sus mejores películas, por no decir LA mejor. Ha aportado escenas míticas al imaginario cinéfilo, como esa en la que Michael Madsen (que desde entonces ha ido en caída libre) le hace un afeitado muy, muy apurado a un policía mientras baila. También ha aportado diálogos inimitables (aunque imitados) como los primeros diez minutos de película, en los que Tarantino y Tim Roth hacen dos monólogos, el primero sobre la explicación de la letra de "Like a virgin", de Madonna, que debería derrumbar la imagen de pudorosos y sexualmente cohibidos que parecen tener los públicos y realizadores americanos en estas tierras. El segundo sobre por qué no hay que dejar propina en las cafeterías; ambos son merecedores de estar grabados en bronce en la puerta del Vaticano, o más.

Pero la película no sólo se sostiene sobre los diálogos. Todo el guión es maestro. Los personajes, con sus míticos nombres de colores. La trama es capaz de mantener la emoción a pesar de estar cortada con continuos flashbacks, y de estar ambientada en un almacén abandonado. Se trata de un grupo de delincuentes que planean un atraco a una casa de comercio de joyas, para hacerse con un cargamento de diamantes; cuando están en medio de la faena, todo se tuerce cuando aparece la policía. Posteriormente se dan cuenta de que todo ha sido una trama, y que uno de los seis es un policía encubierto. Todo esto pasa en los primeros quince minutos. Dicen que el público general decide si una película le gusta o no en los primeros diez minutos. Por esto, la mayoría de los productos USA tienen unos principios trepidantes. Tarantino, sin llegar a enseñar nada de lo sucedido (atraco, disparos, policías, persecuciones) es capaz de introducir absolutamente y de manera insalvable al espectador en la trama, y presentar toda la historia y a los personajes.

Los actores están perfectamente encajados en sus personajes y viceversa, pues hacer que Michael Madsen no desentone al lado de Harvey Keitel tiene mucho mérito. La estética ya mencionada ha pasado a la historia, aunque parece ser que ésta está tomada de una película de uno de las influencias de Tarantino, John Woo (al igual que alguna de las escenas de la película, con un par de Reservoir apuntándose a la cabeza mutuamente). También contiene gran parte de los ticks a los que Tarantino se ha mantenido fiel, como el famosísimo plano del maletero del coche, presente en todas sus películas y en muchas otras que no tienen nada que ver con él.

En fin, película recomendable para todos aquellos no alérgicos a la violencia, a los trajes negros y a las pistolas, y para publicistas de jabones y detergentes, para que vean qué personajes se pueden asociar a los colores, y no esos payasos del demonio.

Puntuacion