Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Welcome to Mooseport

Duración

113min

Dirección

Donald Petrie

Guión

Tom Schulman

Reparto

Gene Hackman, Ray Romano, Marcia Gay Harden, Maura Tierney

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Bienvenido a Mooseport
Autor: bronte
Fecha: 24/05/2004.
Póster Bienvenido a Mooseport

Bienvenido a Mooseport

Digerido por bronte

Desde luego hay gente con suerte. Uno de ellos es Ray Romano, porque a Dios pongo por testigo que el tipo es difícil de ver. Muy difícil de ver. Cuando llueve es porque Ray Romano ha salido a la calle, y los angelitos del cielo lloran. Y aparte de eso, se podría decir que como actor está a un nivel similar a un calcetín con ojos que tiene mi primo, que se lo mete por el puño, y sin que se le note mucho le hace la voz. Bueno, quizás el calcetín de mi primo tenga más gracia que Ray Romano. Todo esto viene a que este hombre debe tener negocios con la mafia china para estar donde está, trabajando en una peli más o menos grande y teniendo como coprotagonista nada menos que a Gene Hackman. Lo que hay que ver.

Por si no fuera suficiente con tener que verle el jeto a "everybody loves a raymond" (!!), también nos premian con la visión inefable de Maura Tierney, que tiene así cara como de manifestante profesional. Yo es que me la puedo imaginar perfectamente ondeando su sujetador en cualquier revuelta callejera a favor de los derechos civiles de las sillas de tres patas. Que a lo mejor es muy arregladita la mujer, pero la cara la tiene pseudointelectual cargante. Las cosas como son. Afortunadamente, como ya he dicho antes, también aparecen por ahí Gene Hackman, que quieras que no, siempre resuelve con solvencia, y Marcia Gay Harden, que es lo que se dice una buena actriz.

Con estos cuatro, una historia que en sus mimbres fundamentales todos conocemos. David contra Goliat, todo ello ornamentado con un retrato amabilísimo y entrañable de los pequeños pueblecitos americanos, y envolviéndolo todo, una semiparodia tierna del sistema electoral americano. Me explico: un expresidente de los Estados Unidos de América se traslada a su casa de veraneo en Mooseport, para fijarla como su nueva residencia. Allí le piden que, sin competencia, se presente al cargo de alcalde, y cuando ya parece que se ha acabado la historia, al guapísimo fontanero de la localidad se le ocurre presentarse al mismo cargo. A partir de ahí una encarnizada lucha electoral, con debates televisados y besamanos incluidos (todo a nivel pueblerino), y además los dos pegándose por Maura Tierney, cosa que para mí siempre será un misterio.

La película es como cuando uno se compra un utilitario de estos tan resultones que salen ahora. No es un coche de gama alta, no tiene unas prestaciones alucinantes, ni su diseño es el último berrido. Goza de un discreto estilo y sirve para llevarte sano y salvo a la comida familiar del domingo. Esto viene a las malas críticas recibidas, que yo no sé a que viene tanto alboroto. Creo que el guión está bien resuelto, los personajes bien definidos, hay dos actores excelentes dejándose ver por ahí... y en general todo está en su lugar, sin fallos garrafales de ritmo o de coherencia. Incluso hay secuencias en las que uno puede sonreír abiertamente una o dos veces. Y además siempre nos quedará ese sentido de la honestidad como valor fundamental que siempre "exudan" estos filmes.

La película aburrir no aburre, que es lo fundamental. Lo que está claro es que nada más cruzar el umbral del cine ya se va difuminando en el recuerdo. Pero cumple a la perfección sus expectativas que en ningún momento fueron las de superar a "Ben Hur" en oscars. He visto por ahí que Ray Romano acaba de terminar otra película. Estaría bien que hiciese de tuareg en coma o algo así. Recomendada para gente convencida de eso de que la belleza está en el interior. Puntuacion