Ficha

País

USA

Año

1979

Título original

Yanks

Duración

141min

Dirección

John Schlesinger

Guión

Collin Welland, Walter Bernstein

Reparto

Richard Gere, Lisa Eichhorn, Vanessa Redgrave, William Devane.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Yankis
Autor: bronte
Fecha: 23/06/2004.
Póster Yankis

Yankis

Digerido por bronte

Ya que este mes hemos conmemorado el 60º aniversario del desembarco de Normandía, aprovecho para digerir una película del año 1979, en la que no se toca para nada la famosa entrada de los americanos en la costa francesa, pero que sí que roza el tema adyacentemente. Me refiero a "Yankis" una película de John Schlesinger, un director al que siempre recordaremos por grandes obras como "Cowboy de medianoche" o "Marathon man", y que acabó su carrera dirigiendo una de las películas de Madonna (!!). En medio de esta montaña rusa cinematográfica está "Yankis", una película con todos los ingredientes para ser una "love story" de primera magnitud, que, a pesar de ganar varios premios, las masas consideran una castaña, pero que a mí me gusta. Y tengo mucho más que añadir.

El guión de "Yankis" es obra de Collin Welland, autor asimismo de "Carros de fuego", y niño en la Inglaterra de la Segunda Guerra Mundial, por lo que se ve que sabía de qué hablaba. Y es que esta película tiene como trasfondo ese millón de soldados americanos que llegaron a Europa entre 1942 y 1945, básicamente para morir (para que vamos a darle más vueltas). La película se desarrolla entonces en un pequeño pueblecito british, al que llegan cantidades ingentes de "yankis" para luchar en una guerra que no era la suya, y a partir de ahí desarrolla tres historias de amor inter-nacionales. Ellas son inglesas, ellos americanos. Y es que como ya he apuntado, esta no es una película bélica, sino una película romántica con fondo bélico que no es lo mismo. Las parejas están compuestas por Chick Vennera y Wendy Morgan, que son así como los que menos importan, y se atisban como los personajes menos dramáticos, Vanessa Redgrave y William Devane, esa pareja madura que sabe que el final de la guerra los devolverá a su vida de siempre cada uno a un lado del Altántico, y luego Richard Gere y Lisa Eichhorn, que ahí es donde sufrimos todos con especial intensidad.

Richard Gere tenía en el momento de este rodaje 30 años. Casi recién salido de "Días del cielo" de Malick, aún no se había convertido en la estrella que sería a partir de "Oficial y Caballero" y hay que decir que en "Yankis" estaba en el culmen de su belleza. Nunca me ha parecido un gran actor, pero en esta película "se hace querer" (y más cosas, y eso que no enseña el trasero, cosa rara). Acompañándole Lisa Eichhorn, una chica de "belleza serena", que pocas cosas importantes volvió a hacer en su vida (y es que la moda de los labios recauchutados ya empezaba a imponerse por aquel entonces), y que yo bien siento, porque es una actriz muy capaz de transmitir casi imperceptibles sentimientos con una elegancia poco frecuente. Este filme está especialmente indicado para todos aquellos anglófilos que disfruten contemplando las verdes campiñas británicas, los cottages, los tupes de los años 40 y las sandalias con calcetín. También para todas aquellas chicas que crean que los hombres nunca están tan guapos como cuando llevan uniforme. Y sobre todo, para aquellos que gozan con los amores intensamente románticos e intensamente problemáticos que no se sabe si van a acabar bien o mal.

Pero también para todos aquellos que quieran acercarse sucintamente a una visión de primera mano sobre lo que la ayuda americana supuso en Europa. En esta película, muchos de los lugareños están agradecidos por el apoyo transoceánico (hay que recordar que el 80% de los que murieron en Normandía eran soldados voluntarios), pero también hay muchos que no ven con buenos ojos la presencia americana en sus terruños, llegando a proclamar que los americanos se comportan como si fueran "los amos del mundo". Esto es, que ya al parecer entonces los europeos éramos furibundamente antiamericanos, y parece que la cosa no cambia. La película sobrevuela un poco sobre el problema de entendimiento cultural entre ambos grupos humanos, y sobre todo, la poca generosidad de los nativos con los que vienen a ayudar, hasta que Richard Gere dice muy lleno de razón: "Vengo de Arizona, que hace 50 años ni siquiera era un estado, a un pueblo fundado por los romanos y ¿pretendes que me comporte igual que tú?". Con eso ya está todo dicho. "Yankis" opone unos personajes presos por la tradición, la historia, profundamente formales aunque hermosos en su formalidad, con unos caracteres rayanos en una actitud juvenil y descarada pero conscientes que no tienen que rendir tributo a nada impuesto, que sólo dependen de su voluntad.

Toda la situación de fondo en la película está bien llevada, con una buena ambientación, una bonita fotografía con uso del filtro flu que añade belleza al romance y un buen plantel de personajes y actores secundarios. Lo más burdamente planteado es el problema del racismo dentro del ejército americano, que hubiera ganado de haber sido introducido de una manera más implícita, como es la tónica del resto de la película. Pero no nos despistemos. Aquí lo que nos interesa es saber si el amor de Matt y Lisa sale adelante o no. Por supuesto, seguiremos la evolución de este romance con bonitas y delicadas imágenes, a través de los paseos por las praderas, bailando foxtrop, yendo de visita a la casa de la novia y siendo tan encantador y amabilísimo con los padres (pero ¿dónde están los hombres así?)... En general se suspira mucho. El amor de la pareja madura tampoco está nada mal. Y es que todos los actores desprenden una gran sensibilidad y sutilidad en este largometraje.

Lo dicho. Una película románticamente evocativa, que creo que revisada puede dar sorpresas sin llegar a convertirse en nuestro filme de cabecera. Y además, es necesario avisar de que el tema principal de Richard Rodney Bennett, le añade una sobredosis peligrosa de romance en vena. Recomendada para fanes de Gere y para fanes del amor. Puntuacion