Ficha

País

Usa

Año

2000

Título original

Memento

Duración

103min

Dirección

Christopher Nolan

Guión

Christopher Nolan, Jonathan Nolan

Reparto

Guy Pearce, Carrie-Anne Moss, Joe Pantoliano

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Memento
Autor: sensillo
Fecha: 24/06/2004.
Póster Memento

Memento

Digerido por sensillo

"Memento" parte de una idea original que consiguió llamar la atención a pesar de tratarse de una producción más que modesta de un director desconocido. Muchos se creerán que la posibilidad de tal gesta es más difícil de creer que la existencia de los enanitos verdes o los críticos de cine millonarios, de manera que este ejemplo bien le vendría a muchos para que se convencieran de que se puede competir con las grandes producciones sin recurrir a tácticas mafiosas.

No es una película que le pueda gustar a todo el mundo, ya que requiere del espectador bastante esfuerzo y atención, pero no deja indiferente. Quien se lo proponga queda enganchado a la historia hasta el final mientras que los más perezosos se quedaran descolgados desde el principio y posiblemente profieran además blasfemias contra ella.

Un hombre con una rara dolencia cerebral que le impide crear recuerdos a corto plazo, sigue la pista del asesino de su mujer. El montaje es cronológico, pero dispuesto en sentido inverso, de manera que en lugar de ser una incógnita el qué pasara, el espectador se pregunta qué es lo que ha ocurrido. La intriga funciona igual que en las películas habituales, pero el efecto es sorprendente. No se confía todo en un golpe de efecto final, sino que cada paso que la historia retrocede crea nuevos interrogantes. Eso sí, obliga a ejercitar la memoria que al protagonista le falta.

l montaje es muy simple y no recurre a más filigranas que la inversión del orden cronológico. Hay muchas piezas y pistas que van encajando a la perfección, incluso en los casos en que parece que transcurren de manera paralela a la trama principal. Es imposible darse cuenta de todo en un primer visionado, a menos que se aspire a entrar en MENSA por la puerta grande. Recuerda un poco a las películas de ciencia-ficción con realidades alternativas o paradojas temporales. En esas películas es muy fácil perderse un par de veces, pero uno nunca termina de perderse del todo ayudado de cierta intuición dramática. En este caso, la inversión del orden temporal se hace tan extraña a la estructura narrativa a la que estamos acostumbrados que el desconcierto es mayor, casi parejo al del personaje protagonista. Por eso muchos se rinden, los muy cobardicas.

Hay en “Memento” además otro detalle que recuerda a la ciencia-ficción. La premisa inicial de esa enfermedad tan rara, y tan ajena a nuestra realidad habitual, se utiliza durante la película para deslizar algunas reflexiones sobre el yo y el papel que juegan en él los recuerdos, entre otras cosas, tema muy recurrido en la literatura de ficción científica. No es que se pretenda escribir un ensayo filosófico, ni falta que hace, en esta película de intriga. Pero son detalles que en las dosis adecuadas, y sin romper el ritmo, van añadiendo sustancia. Como el perejil de Arguiñano.

La dirección y el guión están al cargo de un tal Christopher Nolan, casi debutante, de quien se espera la quinta entrega de Batman para el 2005. Ya lo hemos visto en “Memento” dando forma a una historia muy rica en detalles a partir de una materia prima espartana en muchos aspectos, no sólo en los económicos. Queda por ver si es también capaz de gestionar con la misma brillantez una empresa mucho más grande, con más recursos.

Recomendada a aprendices de detective que no puedan prescindir de la nota de la compra. Puntuacion