Ficha

País

Corea del Sur

Año

2004

Título original

Baramui fighter

Duración

120min

Dirección

Yun-oh Yang

Guión

Hak-ki Ban, Yun-oh Yang

Reparto

Dong-kun Yang, Aya Hirayama, Masaya Kato, Tae-woo Yeong

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Fighter in the wind
Autor: sensillo
Fecha: 24/06/2004.
Póster Fighter in the wind

Fighter in the wind

Digerido por sensillo

Película vagamente inspirada en la vida de Choi Bae-dal, fundador de la escuela Kyokushing Karate, adornada lo suficiente para ensalzar la imagen de su protagonista y que sus muchos seguidores no la emprendan a patadas con el equipo de rodaje.

“Fighter in the wind” es una película de artes marciales muy alejada del humor Jackie Chan o Stephen Chow o del delirio del Wuxia. Quien esté interesado tan sólo en las collejas y coscorrones, seguramente se sentirá defraudado, porque éstas se demoran bastante y, llegado el momento, las escenas de lucha pasan más rápido de lo que es habitual en el cine de artes marciales. Eso es porque están rodadas de manera bastante realista, fingiendo que no hay detrás un trabajo de coreografía.

Tiene un guión muy vacilante, que intenta picotear sobre distintos temas sin preocuparse excesivamente en darles continuidad, de manera que la historia avanza de una manera bastante caprichosa. Arranca a finales de la Segunda Guerra Mundial, cuando el protagonista, como muchos otros coreanos como él, decide emigrar a Japón en busca de una vida mejor. Sin embargo, allí no hace más que malvivir entre el desprecio de una población que bastante cabreada está tras perder una guerra. Tras algunos desafortunados encuentros con yakuzas y soldados americanos, que no salen muy bien retratados, precisamente, toma la firme determinación de hacerse más fuerte para no quedar impotente ante las injusticias. En algún momento, y sin que se explique muy bien por qué, esa obsesión por llegar a lo más alto en las artes marciales se queda huérfana de motivos más elevados, así como otras tramas de la película que simplemente desaparecen cuando el protagonista se dedica a peregrinar por todo japón retando a cuanto luchador encuentra a su paso. Resulta bastante paradójico encontrar tan disperso un guión en el que se ensalza la constancia.

No gravita alrededor de unas peleas espectaculares, sino que se centra en temas sobre el sentido de las artes marciales y sobre el honor, con unos diálogos y una narración un tanto pedestres, muy típicos de una cinematografía a la que aún le queda algo por madurar. A pesar de ello, “Fighter in the wind” administra todos los elementos con los que juega con una acertada mesura, sin abusar ni reiterar cansinamente sobre nada. De esta manera, no llega a aburrir en ningún momento, si bien deja colgado al espectador cada vez que éste puede comenzar a engancharse a una historia que no cesa de titubear.

Las interpretaciones resultan convincentes, y el protagonista tiene realmente la condición física necesaria para encarnar el papel, y con esto no me refiero tan sólo a sus aptitudes atléticas. A nivel técnico hay que reconocer en la filmografía coreana un grado cada vez mayor de competencia. Sin recurrir a ninguna filigrana, consiguen un acabado muy por encima del telefilme al uso.

Recomendada para quienes no soportaban figurar de segundos en el “Street Fighter”.

Puntuacion