Ficha

País

USA

Año

2001

Título original

Donnie Darko

Duración

113min

Dirección

Richard Kelly

Guión

Richard Kelly

Reparto

Jake Gyllenhaal, Holmes Osborne, Maggie Gyllenhaal, Mary McDonnell

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Donnie Darko
Autor: sensillo
Fecha: 27/06/2004.
Póster Donnie Darko

Donnie Darko

Digerido por sensillo

Se echa en falta en “Donnie Darko” la mosca de alguno de los canales de televisión. En las formas, no se diferencia en nada con respecto a los telefilmes de sobremesa, incluidas sus capacidades somníferas. Es una manera de hacer cine muy poco estridente, correcta y normalmente bastante aburrida, que se reconoce enseguida. En esta película lo realmente tóxico es el contenido. Hubiera sido mucho mejor y más productivo que intentasen vender un Abdominator 3000 que no toda esta sarta de majaderías.

“Donnie Darko” es un producto técnicamente gris en los momentos en los cuales escapa de ser decididamente malo, y que apenas es digno para la pequeña pantalla. Lo peor de la película, sin lugar a dudas, es su pretenciosidad. Toda ella es un rompecabezas revestido de un discurso filosófico infantil y ñoño, que finge mucha más profundidad de la que tiene. Es precisamente toda esta pedantería, por otra parte, lo que ha conseguido enganchar a tanta gente. Algo de mérito tendría esto de no ser por lo fácil que resulta impresionar a la chavalada adolescente con sus cuitas existenciales. Y en ese sentido, parece que llega tarde para apuntarse a la moda grunge y la ya olvidada “generación X” que asoló estas tierras allá a principios de los 90.

Cuenta, es un decir, la historia de un chico con problemas psicológicos a quien una entidad vestida de conejo(sic) le obliga a cometer actos vandálicos. Hay por medio una trama extraplanar de realidades alternativas bastante liosa en la que, a decir verdad, no me ha dado la gana de profundizar, ni se lo recomiendo a nadie. Aún más estulto que el guión es el intento por analizar sus entrañas. Para quien no me crea, no resulta difícil encontrar publicada en internet bastante palabrería al respecto. Fácil resultara comprobar que de todo lo que plantea la película, los más entusiastas no han conseguido extraer más que pajas mentales.

La película carece totalmente de ritmo. Uno se puede montar en ella en cualquier momento, que el resultado va a ser exactamente igual de estimulante. Los hechos se suceden con torpeza, en lugar de fluir con naturalidad. Los diálogos complementan, o más bien ilustran, este nefasto aspecto a la perfección, amén de su irritante petulancia. Si antes he comentado que está escrito en forma de rompecabezas, si bien hay que admitir que todas las piezas encajan, lo hacen a puñetazos sobre la mesa. Y es que parece que todo en esta película no ha superado la mayoría de edad. Incluso la banda sonora parece querer subrayar la inmadurez y las espinillas de todo este invento.

Resulta irónico que el protagonista en algún momento proteste contra un análisis del mundo en blanco y negro, estando sumergido en este cenagal de estereotipos que se hace llamar película. Esto no es ni más ni menos que un ejemplo representativo de lo falsa que es la película. Pero no es la falsedad mágica del buen cine, sino algo parecido a la falsedad hipócrita y fraudulenta del personaje del predicador interpretado aquí por un acartonado Patrick Swayze.

Todo un insufrible desfile de personajes insoportables sirven de comparsa para las tribulaciones de un protagonista aún más insoportable, de quien se maravilla uno de que lo puedan aguantar sus amigos imaginarios. Resulta realmente difícil empatizar con sus problemas, a menos que se sea igualmente un joven incomprendido fácilmente impresionable por discursos pomposos y vanos. Las interpretaciones parecen en ocasiones desincronizadas con el transcurso de la trama. Más de uno de esos actores sería un excelente jugador de póker, pues de la expresión de sus rostros es difícil extraer cualquier sentimiento. El único mérito que podría atribuirle a “Donnie Darko” sería el orquestar tantos y tantos elementos y ponerlos a trabajar en sinergia para conseguir arruinarme la digestión.

Recomendada para los seguidores que queden de “Sensación de morir”, y adolescentes en busca de alguien que les diga que les comprende.

Puntuacion