Ficha

País

Ika

Año

2003

Título original

The mother

Duración

112min

Dirección

Roger Michell

Guión

Hanif Kureishi

Reparto

Anne Reid, Peter Vaughan, Anna Wilson-Jones, Daniel Craig

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de The mother
Autor: bronte
Fecha: 02/07/2004.
Póster The mother

The mother

Digerido por bronte

Éste es un buen ejempo para distinguir entre cine europeo y cine americano. El prólogo de "The mother", la muerte del marido de la protagonista, dura exactamente 15 minutos. Sin lugar a dudas los americanos lo hubieran solucionado con una breve secuencia en la que con un ataud al fondo todo el mundo diera el pésame a la recién enviudada. Aquí sin embargo, vemos como la pareja se viste, como utilizan el transporte público para llegar a Londres, como llegan a casa de su hijo y se acomodan, como van a cenar a casa de su hija, y finalmente, por la noche, como el anciano se muere. Y uno puede preguntarse con mucha razón ¿realmente hacía falta todo esto? Porque el prólogo sirve para situar la historia, pero no para darnos información adicional de los personajes, ni mucho más.

Traigo esto a colación para hablar del tempo narrativo tan lento que tienen las producciones continentales. "The mother" no es una excepción. Sin embargo, aunque es bastante lenta, no es lo que conocemos como la tipica "película europea lentorra". Vaya, que se lleva con alegría. Y no sólo a mediodía. La historia en sí, es un tanto rocambolesca. Una recién enviudada se lía con el novio de su hija. El novio de su hija no es un efebo (no se me asusten), que ya tiene sus 35 añitos, y tampoco es lo que se llama el no va más del equilibrio mental. Obviamente ninguno de estos personajes es el no va más de la sanidad mental, sino, no habría película posible medianamente creíble con este argumento.

De hecho el argumento roza en no pocas ocasiones el melodrama, con ese hombre compartido entre madre e hija y con determinados elementos del guión que a las personas de bien nos pareceran escandalosos y que hacen dudar muy mucho sobre la efectividad de los psicólogos en el Reino Unido. La película resbala en algunos puntos, como por ejemplo la manera tan forzada en que la familia descubre el petate, o la actitud de los personajes secundarios, que no está muy trabajada. Por otro lado, aunque la historia es prácticamente de geriatría ficción, hay que reconocer que el tratamiento del desarrollo emocional del personaje de la madre ante todo lo que le pasa merece ser destacado.

Una mujer entrando en la tercera edad, que de pronto tiene la posibilidad de estar con un "Adonis". Y sentirse amada, y deseada. Y no es que Daniel Craig sea Brad Pitt, pero hay que reconocer que para este filme, el hombre se ha trabajado un físico nada despreciable. Así puestos, quién no caería rendida ante la belleza de un cuerpo que ya le estaba vetado, y quien no se ilusionaría y disfrutaría cada pequeño detalle de cariño, de comprensión... justamente después de haberse quedado totalmente sola en el mundo. Y esto es realmente lo que hace que esta película merezca atención. Ese sútil retrato del revivir a través de un cuerpo bello. Esas miradas, esos pequeños detalles...

Porque otra cosa evidente, es que Anne Reid, la protagonista, hace un trabajo memorable. Casi sin aspavientos deja entrever muchísimas sensaciones. Sensaciones que seguramente todos hemos tenido aunque aún no formemos parte de las excursiones del inserso. ¿Será que no hay límite de edad para enamorarse? La película tiene una hermosa cinematografía, y las casas que aparecen por ahí, revelan un gusto del director por la pulcritud, que ayuda a evitar una lectura grotesca de la trama.

No es la mejor película del mundo, pero agradará a aquellos que consideren que escupir desde el balcón no es lo va más de las vanguardias. Recomendada para mancebos dispuestos a hacer algún que otro favor por ahí. Puntuacion