Ficha

País

USA

Año

1972

Título original

The godfather

Duración

175min

Dirección

Francis Ford Coppola

Guión

Mario Puzo, Francis Ford Coppola

Reparto

Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton, Abe Vigoda

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El padrino
Autor: malabesta
Fecha: 2004-07-06.
Póster El padrino

El padrino

Digerido por malabesta

A pesar de que Marlon Brando ha tenido una carrera bastante prolífica en la que ha dado vida a personajes que todo cinéfilo de pro reconoce y alaba, el que realmente lo lanzo a la perdurabilidad absoluta, reconocido por niños y mayores e incluso parodiado en numerosas películas es, sin duda, el de Vito Corleone, más conocido por el sobrenombre de El Padrino (así, con mayúsculas).

Sin ser una interpretación mítica (la verdad es que Brando alcanza ciertos momentos de histrionismo, juegos inverosímiles con las cejas dignos del Cirque su Soleil, y esa extraña manía de almacenar cosas en los carrillos cual hámster) supo adueñarse del papel de mafioso no sólo en la película, sino en el imaginario popular, de manera que desde entonces, todos los padrinos se cortan con el patrón de Don Vito. Nadie puede imaginarse a un capo que no hable con la voz rasgada, que no haga ofertas que nadie puede rechazar y que no dé cachetones, de intensidad variable, a sus protegidos.

Saliéndonos un poco de la figura de Brando, la película destaca por muchas otras virtudes. Aparte de haber creado un mito, consigue no aburrir al personal en sus casi tres horas de metraje, que no es poco. Sobre todo si tenemos en cuenta que a los mandos de la misma se encuentra Coppola; a veces se pierde en planos de niños jugando a la pelota que ralentizan la película de manera asombrosa, aunque sin llegar a la pedantería visual en la que cae en sus más recientes producciones. Para compensar dicha lentitud, la historia es interesante y el nivel de las actuaciones es alto. Así, y teniendo en cuenta la experiencia que Mario Puzzo tenía en el ramo del hampa italiana, se alcanza un grado de realismo y autoconsistencia que hace que todas las demás familias de Dones del cine parezcan una versión descafeinada de los Corleone.

Robert Duvall, Diane Keaton, James Caan y Al Pacino son el núcleo (exceptuando a Brando) de la película, entre los que destaca (como suele ser habitual en él) Al Pacino, que interpreta a Michael Corleone, el hijo menor de un capo de la mafia, que de renegar de los métodos de su padre, pasa a ser uno más de la familia, para terminar siendo el capo de la misma. La cadena de acontecimientos que marca dicha transformación es, muy a la manera de Shakespeare, un rosario de muertes y venganzas, que culmina con una catarsis final en la que Michael mata, sin el menor remordimiento ni duda, a todo aquel que haya tenido algo que ver en las desgracias de su familia, y termina convertido en el nuevo rey del crimen de Nueva York.

Otro de los aspectos destacables y destacados de “El padrino” es la banda sonora de Nino Rota, que también ha pasado ya a la historia, formando parte de ese más que selecto grupo de composiciones de las cuales el mero tarareo de cinco o seis notas las hace reconocibles para cualquier oyente. Así, un silbido de las notas seleccionadas es capaz de evocar la presencia de Don Vito Corleone en la cafetería, en el baño o incluso en una peluquería de señoras.

Resumiendo, una de las grandes películas que dio vida a uno de los más grandes personajes. Recomendada para todo el mundo capaz de estar sentado durante tres horas. Si no puedes, alguien te dará unas cachetadas. Y te hará una oferta.

Puntuacion