Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Dirty dancing: Havana nights

Duración

117min

Dirección

Guy Ferland

Guión

Boaz Yakin, Victoria Arch

Reparto

Diego Luna, Romola Garai, Sela Ward, Mya

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Dirty dancing 2
Autor: sensillo
Fecha: 16/07/2004.
Póster Dirty dancing 2

Dirty dancing 2

Digerido por sensillo

Dice la sabiduría popular que segundas partes nunca fueron buenas. Sin embargo, las productoras de cine parecen sostener la opinión contraria, y se empeñan en demostrarlo. “Dirty Dancing 2” es un ejemplo del uso de estas artimañas para aprovechar el ya lejano éxito de su antecesora, pero también podría haberse llamado “Rambo IV” si Sylvester Stallone bailara en esa saga, y hubieran tenido la misma relación. Su segunda carta de presentación era la de basada en un hecho real. Esto último no sé si se utiliza normalmente como una advertencia o como una disculpa.

“Dirty Dancing 2” no es una película que se espere encontrar en las salas de cine. Más bien recuerda a un capítulo piloto que presenta una serie de televisión orientada a adolescentes sin demasiado criterio. Es un estilo muy estandarizado, fácil de digerir por lo acostumbrado que está ya el público, y que en general da más bien pocas alegrías y pocas tristezas. La interpretación es de un nivel de funcionario público, sin desentonar con el resto de una película en la que nadie parece haber participado con mayor entusiasmo del estrictamente imprescindible. Quienes no sean muy aficionados a la música y bailes latinos encontrarán, en su mayor parte, una película aburrida y sin vida, y seguramente lamenten no haberse quedado jugando al Scrabble con su abuelita.

El asunto gira alrededor de la historia de amor de una chica americana de familia acomodada y un chico cubano de pocos posibles, y se desarrolla en la Cuba precastrista. Acaban juntos por su común pasión por el baile y porque son jóvenes, les hierve la sangre y la naturaleza tiende a seguir estos cauces. Esta última explicación biologista la tiene que aportar el espectador, porque no se ve mucha química entre la pareja protagonista. Esto debería ser fundamental en una película de corte romántico, y su ausencia lastra de manera irremediable el resultado. Para colmo de males, la diferencia de status social entre el chico y la chica, que es la fuente de tensión de la historia, se queda en menos que nada. Lo que debería ser algo así como “Romeo y Julieta” queda más o menos en una pequeña discusión con unos progenitores sacados de una serie de Aaron Spelling. Si es que todo remite de una manera u otra a la caja boba.

Hay, entre baile y baile, una revolución en curso, pero no parece algo de mayor envergadura que un partido de tercera división con penalty injusto. En cualquier caso, no deja de ser un marco que intenta dar un poco de relleno a una película bastante pobre, que en la mayor parte de los casos se queda sin saber qué decir.

En resumen, se trata de un producto de consumo rápido que intenta aprovechar el tirón de la moda latina mientras aún dure, contando una historia elaborada a partir de muchos ingredientes de probada eficacia, pero que no han sido bien cocinados.

Recomendada a espectadores hipertensos, que no puedan consumir nada sabrosón.

Puntuacion