Ficha

País

USA

Año

2002

Título original

Secretary

Duración

104min

Dirección

Steven Shainberg

Guión

Erin Cressida Wilson

Reparto

James Spader, Maggie Gyllenhaal, Jeremy Davies, Lesley Ann Warren

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Secretary
Autor: malabesta
Fecha: 18/07/2004.
Póster Secretary

Secretary

Digerido por malabesta

"Secretary" es una de esas películas que, por motivos desconocidos, tardan dos años en llegar hasta nosotros desde el otro lado del Atlántico. Bien es cierto que, tras haberla visto, bien se podía haber quedado allí.

Cuenta la historia de una joven, Maggie Gyllenhaal, que usa las autolesiones como una válvula de escape de su vida normal, padre alcohólico, una madre un poco protectora, una hermana un poco atolondrada, vamos lo de siempre. El caso es que tras pasar un tiempo en una institución psiquiátrica, vuelve a casa y consigue trabajo como secretaria de James Spader, abogado con vocación de dominante cabroncete. Evidentemente su relación evolucionará hacía barras, cadenas y esposas, a pesar de la reticencia de James. Así a grandes rasgos, y si exceptuamos lo del s&m, la historia no tiene nada de nuevo. Y el resto de la película es consecuente con ella y tampoco ofrece nada del otro mundo.

James Spader, con su cara de seminarista perdido en los Alpes, interpreta (de nuevo) a un hombre atormentado por su querencia sexual, como lo había hecho en "Crash", y lo hace con pocas ganas (como lo haría yo si tuviese que ganarme la vida con películas así). La verdad es que hay cierto paralelismo entre "The secretary" y "Crash". Ambas tienen un transfondo sexual, sus personajes rozan la locura, tienen el título en inglés, sale James Spader, ambas son malas como el dolor de muelas y mientras que una está dirigida por Cronenberg, la otra (ésta) lo está por un tal Steven Shainberg. Lo cual hace sospechosos a todos aquellos con apellidoa acabado en -berg.

La respuesta femenina la da Maggie Gyllenhaal, hermana de Jake, y con el que comparte esa filetosis facial que hace que incluso cuando le están azotando el trasero con un cepillo del pelo, ella ponga cara de estar jugando al Tetris®. El resto del reparto, aparecen poco tiempo y no son merecedores de mi esfuerzo.

A pesar de todo esto, como es una producción de alto contenido sexual, podría ser atractiva especialmente para aquellos adolescentes de mano nerviosa. No se engañen, a menos que uno sienta cierta filia por azotes y cortes, (en cuyo caso recomiendo romper un jarrón de la casa paterna), la película es sumamente sosa. Además de que, reconozcámoslo, los protagonistas no tienen una carga sexual muy fuerte, por lo que incluso durante el (único) desnudo de la protagonista uno se siente como un médico del SAMUR, más que cualquier otra cosa.

En fin, una comedia en grado de tentativa, recomendada sólo para jóvenes educados en una escuela inglesa de férreas tradiciones. Puntuacion