Ficha

País

Japón

Año

1995

Título original

Memories

Duración

113min

Dirección

Kouji Morimoto, Tensai Okamura, Katsuhiro Otomo

Guión

Kouji Morimoto, Tensai Okamura, Katsuhiro Otomo

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Memories
Autor: sensillo
Fecha: 21/07/2004.
Póster Memories

Memories

Digerido por sensillo

Otomo es un dibujante de cómic japonés que cuenta con furibundos seguidores, incondicionales hasta el fanatismo, dispuestos a matar y morir en su nombre. Es por ello que, tras ver su "Memories", me sienta ahora como uno de esos testigos protegidos de las películas de mafiosos.

"Memories" consta de tres episodios de animación, adaptación de otras tantas historias gráficas del creador de "Akira". Con respecto a esta última, que fue la que le dio nombre fuera de sus fronteras, hay que decir que "Memories" tiene un aspecto mucho más barato, como de estantería de kiosko. Gana, sin embargo, en inteligibilidad, puesto que en este caso por lo menos no es necesario haber leído el cómic original para comprender la película.

El conjunto es bastante irregular. A mí me recordó a unas ofertas de videos usados que hacían en el videoclub del barrio, donde vendían conjuntamente "El sarento de hierro" con alguna película de Disney. Si algo tienen en común estas tres historias es que mantienen unos niveles de tedio bastante similares.

El primer capítulo, "La rosa magnética", es el más largo aunque no cuente más que los otros dos. Es una historia de un estilo de ciencia-ficción muy propio de los 80, sobre unos chatarreros espaciales que investigan una llamada de socorro que proviene de una extraña nave. Nada excesivamente original, y bastante predecible, además, en el caso de que alguien pueda mostrar algún interés por anticiparse al final. A mí ganas de que llegase el final no me faltaron, de todos modos.

"Bomba fétida" es el más liviano y, desde mi punto de vista, el que tiene momentos más divertidos. Lo mejor, sin duda, sus escenas más inverosímiles, hiperbólicas y surrealistas. Lo peor es que, no nos engañemos, resulta bastante tonta. El dibujo es además el más parecido a los tebeos rápidos de edición semanal.

La colección se cierra con un alegato militarista bastante simplón, aunque bienintencionado, llamado "Carne de cañón", acerca de una ciudad móvil entregada en cuerpo y alma a bombardear día y noche a un enemigo misterioso. Me pareció el capítulo más europeo de los tres en muchos sentidos.

En general, un disco muy sobrado de metraje, con muchas ínfulas de obra maestra. Gustará a incondicionales y a determinados coleccionistas de rarezas.

Recomendado a la patrulla de la basura, a quienes se tiran pedos en los ascensores y a todos aquellos que quieran entrar en la Liga Nacional del Rifle por la puerta grande. Puntuacion