Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Catwoman

Duración

125min

Dirección

Pitof

Guión

John D. Brancato, Michael Ferris, John Rogers

Reparto

Halle Berry, Sharon Stone, Benjamin Bratt, Lambert Wilson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Catwoman
Autor: malabesta
Fecha: 04/08/2004.
Póster Catwoman

Catwoman

Digerido por malabesta

Si bien es innegable que Catwoman es un personaje extraído de los comics de Batman, la conexión de la película con el mundo del cómic más o menos termina ahí. Si en "Yo robot" podíamos leer que era una película "Inspirada por Yo robot, de Sir Isaac Asimov", "Catwoman" debería poseer una nota en los créditos similar. Así que sin duda, todos aquellos fans de la gata de la versión papel saldrán del cine echando pestes. Sin embargo, el resto del personal que vaya a verla sin una idea preconcebida y sin expectativas, esperando sólo una película que ofrezca lo necesario para un mínimo de entretenimiento, también echarán pestes. Y de las gordas.

Oscila la película entre momentos olvidables y momentos que se desearían olvidar. No sólo es que se pervierta absolutamente el personaje iniciado por Michelle Pfeiffer en "Batman vuelve" con un cásting absolutamente inadecuado y unos orígenes absolutamente infieles. Sería soportable, pero el problema es que la historia es, en sus mejores momentos, carente de interés. Una malvada compañía de cosméticos para la que trabaja Patience Phillips (Halle Berry) pretende sacar una línea de cremas rejuvenecedoras con unos efectos secundarios más que peligrosos. Patience, un día que trabaja hasta muy tarde, descubre dichos efectos y es lanzada al río, donde supuestamente muere. Es revivida por un gato de una antigua estirpe egipcia, que le da los poderes típicos de los gatos. Oído de cerdo, vista de águila, agilidad de mono, la fuerza de un oso y un avanzado manejo del látigo. Patience, que pierde la memoria, intenta investigar como Catwoman quién y por qué han intentado matarla, para terminar enfrentándose a sus jefes, Lambert Wilson (el Merovingio de "Matrix", especializado en papeles insoportables) y Sharon Stone, que de tanto embadurnarse y maquillarse ha adquirido una super-piel pétrea. No bromeo. Además de mamporros y tortas, Catwoman se encuentra con Benjamin Bratt, un policía con el que tendrá todo tipo de roces. Fuera de este resumen, el guión trascurre de escena predecible a escena predecible. Las únicas sorpresas que uno se lleva se producen cuando piensa que la cosa no puede empeorar.

También hay que destacar la elección de vestuario, que se podría calificar como ridícula. Catwoman pasa de la heroína desquiciada que fue a algo parecido a una Tanga Girl® con una careta de oso. Además de que los rasgos con los que Halle Berry caracteriza a su personaje no ayudan demasiado. Intentando emular la elegancia propia de los felinos, se pasa toda la película meneando el trasero como si tuviese una pierna más larga que otra, hablando a la cámara siempre con la espalda flexionada y ronroneando mientras habla (prrrroblema y cosas así). Tampoco ayuda mucho cuando le bufa a personas, animales o cosas.

Lo único que podría salvar a la película son sus escenas de acción, pues no olvidemos que estamos ante un producto de ese jaez. Pero éstas son bastante poco originales, y gracias a la desacertada dirección de Pitof, que para rodar debe tirar la cámara cuesta abajo, uno está bastante ocupado intentando no marearse como para fijarse en las piruetas acrobáticas de Halle Berry.

En fin, un producto destinado a ser reivindicado por la comunidad gay, como lo es hoy en día "Showgirls". Recomendada para gente que tenga otras cosas mejores que hacer en la sala que ver la película. Puntuacion