Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Mean girls

Duración

97min

Dirección

Mark S. Waters

Guión

Tina Fey, Rosalind Wiseman

Reparto

Lindsay Lohan, Tina Fey, Rachel McAdams, Lacey Chabert, Daniel Franzese

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Chicas malas
Autor: bronte
Fecha: 13/09/2004.
Póster Chicas malas

Chicas malas

Digerido por bronte

Pues ya me he visto la de “Mean girls”, conocida por estos pagos como "Chicas malas", y no está nada mal. No desbancará a "Ciudadano Kane" como la mejor película de la historia, pero como comedia adolescente apunta cosas interesantes que no suelen introducir en este tipo de obra, no vaya a ser que a alguno se le dañe el "celebro" con el esfuerzo.

Casi estoy por decir que es un cuarto y mitad de "black comedy", porque no creo que llegue a ser ni una semi "black comedy".Hay que tener en cuenta que es un producto teen. Pero sí que es evidente que para crear la historia de este filme se ha recurrido a los tópicos del cine acnéico, tales como efebo arrebatador, instituto, tribus urbanas, fiestas salvajes en los "suburbs", etc., y estos han sido cruzados con elementos de la comedia negra, principalmente cierto humor absurdo y/o tirando a macabro, o mucho mejor explicado, "humor negro". Que no afroamericano.

Además a mí siempre me ha llamado la atención con qué desparpajo los americanos tradicionalmente han aceptado sin mayores desmelenamientos el hecho de que en las escuelas y/o institutos se forman auténticas sociedades con sus propias reglas que conviene no saltarse. Yo creo que en Europa funciona de la misma manera. De hecho, puedo constatar que en España es absolutamente lo mismo. Aquí también existen los populares de la clase, que suelen coincidir con los más guapos y/o más fuera de la ley, los empollones, los marginados, los feos... Sin embargo lo que en USA es auténtica materia dramática que les ha servido y aún les sirve para infinitas películas, aquí se ningunea de manera flagrante. Porque no se trata sólo de hacer cuadros costumbristas de "grupos humanos en la escuela". Se trata fundamentalmente de estudiar las dinámicas que se establecen entre esos grupos, y lograr hacer películas entretenidas, sí, ligeras, sí, pero al mismo tiempo con cierta carga de profundidad. Porque todos sabemos que acabados los estudios, lo que nos espera ahí afuera no es tan diferente. En el mundo de los adultos también hay populares a los que todo se les perdona, y marginados a los que hagan lo que hagan, todo se les censura. Qué sagaz era William Golding. De todas maneras, que nadie se ponga nervioso: también hay off-off que suelen ser las estrellas de todas las fiestas.

"Mean girls" aborda fundamentalmente el bonito juego de estrategia en el que una reina abeja perderá su corona a cargo de un ejemplar más joven y ágil. De ahí que sea importante el hecho de que la protagonista esté recién llegada de África, aunque este dato casi no aparezca en la película. Pero es importante porque los humanos nos seguimos desenvolviendo primordialmente con el cerebro reptil, como bien queda demostrado con estas "chicas malas". De paso, también habla de las dinámicas a las que están abocadas las chicas simplemente por ser chicas. En primer lugar, estar constantemente preocupadas por su aspecto, en segundo lugar, estar en constante competición para atraer la atención del macho dominante, no vaya a ser que aparezca otra más guapa, más simpática y más joven a fastidiar el asunto, y en tercer lugar, pero no por ello menos importante, a parecer tontas para que el macho alfa no se sienta intimidado. Lo que yo digo: como la vida misma.

Por supuesto, también están integrados en la trama la lesbiana y el gay, que para ser sólo de un 5% a un 7% de la población, cunden que da gusto, y se llega a acusar a una profesora de vender drogas. También hay relaciones sexuales con menores, si no me falla la memoria. Esto lo cuento, sólo para que todo el mundo se haga a la idea de que sí que tiene bastante de "black comedy". Además, sale Lindsay Lohan, que a mí sinceramente me parece lo mejorcito que ha dado el cine teen en los muchos últimos años. No sólo responde como actriz, sino que además la cámara literalmente la adora.

Una película, que dentro de su género, para quien le guste, merece la pena ver. Entretenida y "salada". Mark S. Waters ya apuntaba maneras en la agradecida "Ponte en mi lugar", y en esta se rebela como un más que competente director. Para más sorpresa, la profesora, es la guionista del invento. Una artista multimedia, producto de "Saturday night life". Qué gente más lista hay por el mundo. Recomendada para entomólogos y gente que ve "Gran hermano" con espíritu del estudio de una colonia de hormigas.

Puntuacion