Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

The village

Duración

108min

Dirección

M. Night Shyamalan

Guión

M. Night Shyamalan

Reparto

Joaquin Phoenix, Bryce Dallas Howard, Adrien Brody, Sigourney Weaver, William Hurt

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El bosque
Autor: bronte
Fecha: 2004-09-22.
Póster El bosque

El bosque

Digerido por bronte

Como en esta página somos tan off y siempre innovamos, aviso que está va a ser lo que se llama una crítica "after-hours", es decir, sólo apta para aquellos que hayan visto la película. Los que la hayan visto y la hayan entendido, experimentarán el inefable placer de estar de acuerdo con una crítica glamourosa (o no); los que no la hayan entendido, a lo mejor podrán intuir un poco de luz sobre el asunto. Porque me consta que esta es una obra de lo más incomprendida. Pero insisto, si se quiere una crítica sobre esta película en la que no se desvele nada, recurran a la de Malabesta.

"El bosque" me ha gustado. Con todas las letras. Creo que es una buena película. ¿Creo que es la mejor película del año? No. ¿Qué creo entonces? Creo que es una obra indiscutiblemente profunda, revestida de historieta simple con la consiguiente estilización simbólica y que se presta a múltiples y variadas interpretaciones. Y eso siempre es un valor a tener en cuenta. ¿A qué viene este fracaso de taquilla y todas estas hordas de espectadores rompiendo escaparates mientras vociferan la estafa de la que han sido víctimas? Pues viene en gran medida a las expectativas creadas. Cuando uno hace una película como "El sexto sentido" es probable que en el vida se quite el sambenito de "genio del terror". ¿En esta película se pasa miedo? Pues no, mucho miedo no se pasa. Es inquietante pero no es terrorífica. Pero es que esa no es la intención. Se puede decir que es una obra auto-referencial. No se trata de hacer pasar miedo al espectador. Se trata de reflexionar sobre cómo funciona el miedo, y cómo el miedo afecta a nuestras vidas. ¿Pasa alguien miedo con esta película? Sí, alguien pasa mucho miedo: los personajes. Los espectadores no podemos ser más que testigos de esos mecanismos y en todo caso reflexionar como esos mismos mecanismos influyen en nuestra vida.

La acción transcurre en un pueblecito americano de finales del SXIX. Un pueblo ideal, idílico. Sin embargo se trata de un pueblo aislado de la civilización ya que se halla circuncidado por un bosque donde habitan unas bestias crueles. Existe empero un pacto. Ellos no entran en el bosque (de ahí su aislamiento), y las bestias no entran en su pueblo. La comunidad permanece así compacta y en cierta manera suspensa en el tiempo, sin posibilidad de deteriorarse gracias al... miedo. ¿Es esta una idea nueva de Shyamalan? No. Numerosos han sido los pensadores que han defendido que es el miedo el que hace avanzar las sociedades. De hecho, cuando las civilizaciones se creen invencibles, cuando creen que nada puede acabar con ellas, o que han desaparecido los peligros a su alrededor es cuando inician su decandencia imparable. Y quien tenga alguna duda sobre esto, que se mire cualquier libro de historia (que no sea de la Logse). Ahora bien, ¿qué pasa con el miedo? El miedo funciona en varios sentidos. El miedo asegura la supervivencia, porque nos hace ser prudentes, como es el caso de nuestros lugareños. Pero el miedo también nos atenaza y nos maniata, lo que también es el caso de nuestros protagonistas, cuyo miedo a cruzar el bosque les impide comunicacarse con la civilización y conseguir medicinas y tantas otras cosas que son necesarias. El miedo a volver a sufrir el dolor de la "ciudad", les está causando igual dolor en su tan supuestamente idilica aldea.

¿Por qué los personajes se han ido a vivir a un lugar tan peregrino? Porque todos han tenido una experiencia cruel y traumática en la "ciudad", el otro espacio con el se juega en la película en oposición al "pueblo". Todos han llegado allí huyendo del dolor. Pero es este otro de los méritos de la historia: el dejar bien claro que del dolor nunca se puede escapar. El dolor es consustancial al ser humano, y por mucho que uno ponga barreras de cualquier tipo, el dolor siempre va a estar ahí. ¿Cómo se plasman todas estas ideas? En una evidente forma de cuento moral. Hasta el más despistado habrá podido apreciar el parecido con cuentos como por ejemplo "Caperucita roja" (en este caso amarilla), y el consiguiente código simbólico de las narraciones infantiles, que aqui toma especial significado en la gama cromática. Y además de eso, también está la innegable maestria de Shyamalan con la construcción de los planos, siempre tan plásticos y polivalentes. Son de especial belleza los momentos en que los personajes se toman de las manos. O algunos diálogos sobre el amor, como la frase: "La guía el amor, y el mundo se pone de rodillas ante el amor". Frases no puestas al azar en absoluto, sino que nos están dando claves sobre la postura del autor ante la época que nos ha tocado vivir.

El director ha manifestado que con esta película ha querido dar su visión sobre la situación actual del planeta. Como todo el mundo va a hacer la lectura de "la utilización del factor miedo para atenazar a las sociedades", lectura que por otro lado es tan válida como cualquier otra, pues yo voy a hacer la contraria, primeramente por aquello de que ser off no es algo baladí, y en segundo lugar, para que se vea como la película da para para tantas interpretaciones como espectadores la vean. Que no es poco. Pongamos que nuestro pequeño pueblecito es Europa. Europa tiene su propia historia sangrienta de la que ha intentado escapar en los últimos cincuenta años construyendo un mundo pacífico y estable en el que todo es (aparentemente) armonioso. Sin embargo, ahí fuera sigue existiendo un mundo en el que el dolor y la violencia están a la orden del día, y Europa parece seguir empeñado en girar la cabeza y no querer reconocer una realidad que está ahí. Europa tiene miedo a sufrir, y no se atreve a cruzar su propio bosque, sin darse cuenta de que la vida es imposible sin el dolor. Y de que intentar evitarlo, siempre trae a la larga más dolor. Y que nadie salga ahora con que las bestias del bosque son una invención. Porque en el bosque efectivamente hay bestias, como bien queda demostrado en la película, aunque no sean las que nosotros esperamos.

Si hay algo que reprochar es quizás la lentitud en la realización, pero por mi parte no tengo nada en contra de los actores: creo que todos cumplen, con interpretaciones sobresalientes como la de William Hurt, y muy gratas sorpresas como es el caso de Bryce Dallas Howard. Lo que me recuerda lo que me parece otro detalle simbólico magistral: el hecho de que sea una ciega la que finalmente se atreva a cruzar el bosque. Salir a la vida, muchas veces significa dejar el apacible refugio en el que todos estamos tan cómodos y abrir los ojos al mundo, por muy cruel y salvaje que este pueda ser. Recomendada para gente que busque algo más trascendental y completo que una mera película de miedo. Y para todos aquellos que opinen que no tener hombros (como Joaquin Phoenix) es algo normal.
Puntuacion