Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

White chicks

Duración

97min

Dirección

Keenen Ivory Wayans

Guión

Keenen Ivory Wayans, Shawn Wayans, Marlon Wayans, Anrew McElfresh, Michael Anthony Snowden, Cavier Cook

Reparto

Shawn Wayans, Marlon Wayans, Jaime King, Frankie Faison

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Dos rubias de pelo en pecho
Autor: malabesta
Fecha: 16/10/2004.
Póster Dos rubias de pelo en pecho

Dos rubias de pelo en pecho

Digerido por malabesta

Sería cruel recomendar esta película. Ciertamente está pensada para un tipo de público que escasea en España, con esa especie de renacer del "blaxplotation" al que estamos asistiendo últimamente. Pero es que además aún dentro de su género es bastante mala.

La historia bien la podría haber firmado Eddie Murphy. Un par de agentes del FBI caidos en desgracia han de descubrir y frustrar un secuestro cuyo objetivo son las hijas de un potestado de la informática. Ni que decir tiene que las niñas en cuestión pretenecen a ese selecto grupo que en USA compra bolsos Prada y que aquí serían fans de "La oreja de VanGogh". El caso es que a los agentes, interpretados por los hermanos Wayans (Shawn y Marlon) no se les ocurre cosa mejor que hacerse pasar por ellas, usando unos disfraces que bien podrían ser mudas de piel de Michael Jackson, durante un fin de semana en el que hay una especie de convención de adictas a los trapitos.

No falta ni una sola de las escenas que uno se podría imaginar. El proceso de construcción del disfraz, el baile estilo rapero, la persecución a un mangui de tres al cuarto, la prueba sucesiva de vestidos, el jefe que se enfada con los agentes protagonistas, la pareja de compañeros adversarios, etc, etc. No falta tampoco la trama romántica, ni el toque de moralina de turno. En fin, un rosario de historias y escenas familiares que hacen que la película vaya pasando de momentos predecibles a otros que ya hemos visto antes. Los únicos destellos de originalidad (en el peor sentido del término) se producen cuando el humor da un giro al terreno de lo soez, estilo Farrelli, que cual performance de la Fura dels Baus parece que lo que pretenden es "no dejar indiferente". A la vista de esto, uno se explica por qué la producción cuenta con seis guionistas en nómina, pues supongo que los irían reemplazando a medida que iban cometiendo suicidio ritual, para expiar sus penas.

Podría ahora hablar del nivel interpretativo de los actores o de la maña tras la cámara del director (otro Wayans más), pero sinceramente me parece una pérdida de tiempo. Decir solamente que ambos están al nivel de las otras producciones de la familia, o al de las obras de teatro del instituto.

En fin, una película que comparte adjetivo con el hombre de las nieves, sólo apta para fans de la tribu de los Wayans.

Puntuacion