Ficha

País

USA

Año

2001

Título original

Osmosis Jones

Duración

95min

Dirección

Bobby y Peter Farrelli

Guión

Marc Hyman

Reparto

Bill Murray, Chris Elliott, Molly Shannon

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Ósmosis Jones
Autor: sensillo
Fecha: 17/10/2004.
Póster Ósmosis Jones

Ósmosis Jones

Digerido por sensillo

Nadie como los hermanos Farrelli podría haber disfrutado tanto dirigiendo esta comedia policíaca desarrollada entre orines, esputos y demás fluidos corporales, entre los cuales los creadores de “Algo pasa con Mary” demuestran estar en su salsa.

La escasa higiene de un guarrísimo Bill Murray sirve de pretexto para esta buddy movie que enfrenta a un rebelde glóbulo blanco y su nuevo, estirado y analgésico compañero contra un malvado y letal virus. No faltan ni el comisario chillón, ni el alcalde corrupto ni, en general, casi ningún tópico del subgénero de acción más popular de los años 80. A este nivel el guión funciona sin brillantez pero con total corrección, sin puntos muertos, ágil, con el clímax en su sitio y bien resuelto. Son las ventajas que aporta el conocer los resortes de un género tan rodado y pulido. Como película humorística, por otra parte, confía su éxito en un sistema muy explotado, análogo al que emplea la publicidad spam en internet, o el de los helechos con sus esporas. Aquí se trata de lanzar al viento chistes a millares, sin reparar en su bondad. Si confiamos en la ciencia estadística, malo será que alguno no haga gracia. Y, en efecto, difícil será que todos caigan en saco roto, aunque tanta mención al trasero, y guarrerías de pis y caca producen rápidamente hartazgo. Como ya es habitual en este tipo de películas, muchos de los mejores chascarrillos se asoman fugazmente en segundo plano, por lo que hay que prestar un poco de atención. Algunas bromas ingeniosas deslucen mucho al lado de gracias de parvulario.

La película tiene escenas rodadas de manera convencional, protagonizadas por un Bill Murray mucho menos gracioso y peor aprovechado que en casi cualquier otro de sus trabajos, y escenas de animación a las que actores populares allende los mares como Chris Rock, rockeros decadentes como Kid Rock, y gente ajena al rock como Lawrence Fishburne aportan sus voces y tirón en taquilla. Afortunadamente, en su versión en castellano todavía no se había impuesto la costumbre de encargar el doblaje al famoseo, concursantes del gran hermano y aristócratas de la prensa rosa, que todo llegará, corriendo a cargo de profesionales del ramo. La parte animada es la más entretenida y la mejor en todos los sentidos.

“Osmosis Jones” intenta llevar al cine a los niños acompañados de sus padres, y también a los padres acompañando a sus hijos. Al fin y al cabo, es muy probable que muchos de esos niños no hayan visto ni “Arma Letal” ni “Límite 48 horas”. Es una fórmula que ha demostrado ampliamente su eficacia recaudadora en películas como “Shreck” o cualquiera de las de Pixar, aunque ésta en cuestión no corriera tanta suerte comercial. Los dibujos no resultan tan sofisticados como los de otras superproducciones, pero cumplen su cometido y se agradece que tampoco sigan la senda de los desagradables y lisérgicos dibujos tipo “Ren&Stimpy” o “Vaca y Pollo”.

Lo mejor de la película es haber rescatado lo mejor de las viejas buddy movies en ese escenario infantil que todos nos hemos imaginado cuando de pequeños nos explicaban el sistema inmunológico, pero de una forma mucho más soez que en “Érase una vez la vida”. Lo peor de todo es que también rescatan lo peor de esas películas encarnado en el protagonista bocazas sin maldita la gracia.

Recomendada a Popeye el marino y otros apóstoles de la vida sana.

Puntuacion