Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Collateral

Duración

120min

Dirección

Thomas Mann

Guión

Stuart Beattie

Reparto

amie Foxx, Tom Cruise, Jada Pinkett-Smith, Mark Ruffalo, Peter Berg

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Collateral
Autor: bronte
Fecha: 2004-10-19.
Póster Collateral

Collateral

Digerido por bronte

Lo cierto es que con una premisa de partida tan pobre, es bastante difícil sacar adelante dignamente una película. Cuesta bastante creer que un asesino profesional del calibre del interpretado por Tom Cruise se encaprichara con cargar toda una noche con un taxista que puede mandar su trabajo de muerte y destrucción al traste en cualquier momento. Pero bueno, se ve que había capricho por meter en un mismo coche a un taxista y a un "eliminador", y como resultas aquí tenemos "Collateral".

El hecho de que detrás del guión esté Stuart Beattie, también detrás de la historia de "Piratas del caribe", hace que el mismo esté construido en su estructura de manera bastante artesanal y efectiva. Más o menos todo está en su sitio, y no hay nada que quede en el aire. Pero la mano de Michael Mann en la dirección, hace que la película, en vez de ser un apañado thriller de acción, se convierta en una orgía de secuencias nocturnas, música espacial y diálogos pretendidamente pretenciosos. Que ya es decir.

Y es que el bueno de Michael no se apea del estilo "Miami Vice", que tampoco tiene necesidad, y al fin y al cabo es su estilo. Pero claro, es tan cansino... La primera escena que marca la relación entre el taxista y su primera clienta ya da así como repelús. Yo prefiero a los taxistas que hablan del tiempo o de lo mal que lo está haciendo el gobierno, sinceramente. Y luego las escenas en las que el asesino y el chofer discuten sobre trascendentalidades de la vida son tan falsas como un euro de madera.

Y eso que el taxista representa al americano medio, y cuando digo americano medio me refiero a un individuo que tiene un sueño, y que está convencido de que nadie ni nada se lo puede impedir si trabaja duro por ello. Pero dudo que el asesino sea el asesino medio. Un personaje bastante chapucero. Empezando porque esté interpretado por Tom Cruise, que es un individuo con tanto carisma, que el espectador empatiza inmediatamente con él, y está deseando que "gane" al plasta del taxista. O por lo menos ese fue mi caso. Como es obligado referirse a los cuarenta segundos de Javier Bardem, sólo diré que su secuencia es el ejemplo claro de cómo un actor puede convertir un texto paupérrimo y ridículo en una secuencia equivalente a un apocalipsis catastrófico. Alguien le debería haber dicho que apuntar con el dedo está muy feo. Su autodoblaje mantiene el esperpento vivo.

Mucha música espacial, repito, acompañando una bonita fotografía de Los Ángeles, una ciudad impresionante para cualquier europeo, porque su estructura es tan diferente a lo que nosotros conocemos, que sólo un canto rodado puede permanecer indiferente. Hay un momento en que un plano cenital nos introduce en el "downtown" con todos sus rascacielos, y es que entrar en L.A. de noche, y de pronto ver ese cielo estrellado en pleno suelo es algo que no se olvida.

Una peliculilla olvidable que se olvidará seguro, afortunadamente para todos los que tomaron parte en ella. Sólo para gente impresionable por pretenciosidades pedantes tanto a nivel auditivo como visual. Gentecilla de ésta que cree que la profundidad reside en la superficie. Puntuacion