Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Ladder 49

Duración

105min

Dirección

Jay Russell

Guión

Lewis Colick

Reparto

Joaquin Phoenix, John Travolta, Jacinda Barrett, Robert Patrick

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Brigada 49
Autor: malabesta
Fecha: 20/10/2004.
Póster Brigada 49

Brigada 49

Digerido por malabesta

Lo primero en lo que piensa uno cuando se pone a ver esta película es todos esos bomberos neoyorkinos que perdieron la vida en el 11S, y supone que esta película es, a su manera, una especie de homenaje. Pues no. O por lo menos no es su intención; el guión es anterior al 2001, y situaba la película en Nueva York, debido a dicho desastre se optó por trasladar el rodaje a Baltimore.

Si bien es cierto que la película no pretende ser un homenaje a los caídos del 11S, si que es un homenaje al cuerpo de bomberos en general. La historia se divide en dos, montadas en paralelo: vemos a Jack Morrison, bombero al que da vida Joaquin Phoenix, y sus aventuras en la planta doce de un edificio en llamas, a la vez que recuerda su vida como bombero de la brigada 49 de Baltimore, así como a sus compañeros y a su capitán Mike Kenndy, a cargo de John Travolta. El guión da buena cuenta de ambas, sin hacer perder el interés en ninguna, a pesar de que el peso en tiempo de los recuerdos de Jack supera en mucho al que tiene el incendio presente. Por otro lado, detalle difícil de ver ya en muchas películas, tanto patrias como no, los personajes están muy bien desarrollados a lo largo del tiempo: podemos ver como Jack madura, como cambian sus compañeros, su relación con el jefe y los motivos para todos estos cambios, aunque eso sí, al cubrir todo esto un espacio digamos que de unos diez años, condensado digamos que en una hora, uno se sorprende al ver que de repente le salen hijos a la gente como moho al pan.

No se emocionen. El guión tiene un defecto grave, que puede hacer que la película se menee como una gallina descabezada, elegante símil donde los haya. Y es que todo este desarrollo de personajes, todas estas relaciones interpersonales, carecen de lo que en técnica narrativa avanzada se conoce como el "pa qué": un objetivo, un fin. No hay un antagonista que le plante cara a Joaquin, no tiene una meta que alcanzar al final de la película. Simplemente se reduce a una serie de eventos que pasan, pero sin más hilo de unión ni interés que el de ver crecer a los personajes.

Otra de las virtudes de la película es la habilidad con la que están rodadas los incendios. Con un aspecto tremendamente realista, alejado del CGI y la informática, pero sin dejar de lado la espectacularidad o la emoción que sin duda motivan este tipo de situaciones. Todos los incendios mantienen la tensión y la emoción, sin ocultar el necesario caos que supongo se presentará cuando uno está en medio de un edificio en llamas, por muy bombero que se sea, pero sin caer en la confusión. Tenemos siempre claro dónde están los protagonistas, qué están haciendo y qué les pasa. Aunque hacia el final parece que el caos predomina y uno a veces se pierde un poco.

Los actores cumplen bien con una serie de papeles no demasiado complicados. En un extremo está Travolta, que simplemente pone su cara y su palmito. En el otro Joaquin y su mujer (en la ficción) Jacinda Barret, sobre los que recae el grueso emocional, que solventan sin mayor problema.

En resumidas cuentas, una película entretenida, aunque podría haber dado más de sí. Recomendada para el bombero-torero y sus subalternos y monosabios.

Puntuacion