Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Walking tall

Duración

87min

Dirección

Kevin Bray

Guión

David Klass, Channing Gibson, David Levien, Brian Koppelman

Reparto

The Rock, Johnny Knoxville, Neal McDonough, Kristen Wilson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Pisando fuerte
Autor: malabesta
Fecha: 21/10/2004.
Póster Pisando fuerte

Pisando fuerte

Digerido por malabesta

Escalofríos recorren la columna del espectador cuando, confiado, va a ver una película de Dwayne "The Rock" Johnson, se encuentra que nada más empezar le plantan el terrorífico cartel de "Basado en hechos reales". No sé que tendrán estos luchadores de la WWF (el Pressing Catch que llenó las mañanas de los fines de semana españoles allá por los noventa tempranos) que en cuanto uno se da la vuelta intentan aleccionarnos moralmente; el que no me crea, que vea los ejemplos que han dado Mr. T o Hulk Hogan y llore.

El caso es que la dicha roca nos presenta una película hecha según el molde del cine de acción serie B que tan honrosos resultados ha dado en los ochenta, de la mano de toda una miríada de duros, artistas marciales, fríos pistoleros, luchadores callejeros y Charles Bronson. Pero en oposición a la artesanía con la que se rodaban dichos productos, "Pisando fuerte" es el equivalente al cine porno de acción. La historia se minimiza todo lo posible para que lo que pasa entre pelea y pelea no moleste mucho al darle al fast-forward, y en general el devenir de los acontecimientos pasa de absurdo a kafkiano, con momentos dignos de los hermanos Marx. Podría detallar alguno de estos, pero sería arruinarle la película a aquellos pocos que la vayan a ver; si bien es cierto que como cine de acción deja mucho que desear, como comedia tiene sus momentos de gloria.

Someramente, "Pisando fuerte" narra la historia de Chris Vaughn, un ex-soldado de las fuerzas especiales interpretado por "The Rock", que vuelve a su pueblo natal del Washington rural, que ha envejecido muy mal debido a la sustitución de la industria tradicional por un casino de juego legal. Si bien no es un tema muy actual, se entiende que con base real, aunque sea tratado de manera banal. El director del garito es un zagal amigo del protagonista (de cuando era chaval). Junto a Ray Templeton (Johnny Knoxville), su compañero leal, luchará contra él hasta el final, acabando de manera total con la droga, el juego y la delincuencia local.

Las interpretaciones no están del todo mal, entiéndase, para una película protagonizada por el creador de Jackass y un tipo cuyos biceps son más anchos que su cabeza. La verdad es que los personajes no requieren mucho más, tampoco. Destaca el antagonista, Neal McDonough, no por su actuación, sino por lo especialmente ridículo que es su aspecto, sin duda debido a que lo maquillaron de espaldas. A nivel técnico no es que sea una maravilla, tampoco. No hay efectos especiales llamativos, las peleas no son gran cosa, no hay persecuciones, los tiroteos no son demasiado espectaculares y no sale Neo.

Aún así, es una película tan mala que no deja de tener su gracia, de manera que uno sólo puede disfrutar de ella si tiene la mente lo suficientemente abierta como para encararla de manera cómica. Los protagonistas se toman la justicia por su mano y se lían a tiros con todo el mundo (la apología de la segunda enmienda que hace la película es poco menos que sonrojante)., por lo que no faltará quien venga a decirnos que es una película "fascistoide". No se preocupen, eso se cura con un diccionario.


En fin, serie B recomendada para todos aquellos que crean que lo han visto todo en un juicio.
Puntuacion