Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

The manchurian candidate

Duración

129min

Dirección

Jonathan Demme

Guión

Daniel Pyne, Dean Georgaris

Reparto

Denzel Washington, Liev Schreiver, Meryl Streep, Jon Voight, Bruno Ganz

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El mensajero del miedo
Autor: malabesta
Fecha: 10/11/2004.
Póster El mensajero del miedo

El mensajero del miedo

Digerido por malabesta

Otro remake más asola nuestras carteleras y las americanas. Aprovechando sin duda que el 2004 ha sido año electoral, le toca el turno a "El mensajero del miedo", que une en una sola película varios de los grandes temas del cine americano: la teoría de la conspiración, las elecciones y la guerra.

Lástima que por mucho que una, a la película le falta ese punto que hace que la historia enganche al espectador. No es que esté mal construída; todo lo contrario. Se mantiene fiel al original y lo mejor allí donde es necesario, no sólo actualizándolo, sino reescribiendo determinados puntos de la historia; en los sesenta, las dosis de psicodelia que se consideraban admisibles hoy en día parecen los delirios de una gallina. Así, en la versión de 2004, un ex-combatiente de la Tormenta del Desierto comienza a sospechar que la versión que él y sus compañeros de patrulla que de allí volvieron cuentan respecto a sus combates puede no ser todo lo cierta que parece. Esto es especialmente grave si tenemos en cuenta que uno de los soldados inicia su carrera electoral a la casa blanca. Supongo que habrá mucha gente que creerá posible, sino real, lo que nos cuenta la película, pero en general requiere mucha fe.

Tampoco es que las interpretaciones desdigan la historia. A pesar de su Oscar, Denzel Washington sigue siendo igual de limitadito que antes, y su composición del soldado rozando la locura que requiere esta película se desomorona hacia el histrionismo en los momentos más críticos. Todo lo contrario que Liev Schreider, perfecto en todo momento, contenido pero no inexpresivo. Meryl Streep suple con creces la vacuidad de su personaje. También pasa por la película John Voight, en su ya parece que definitivo papel de secundario de "lujo".

A la dirección tampoco se le puede achacar, pues consigue no emtorpecer la historia, ni en cuanto a su ritmo ni con el uso de técnicas acrobáticas de rodaje. Bien es cierto que exceptuando en dos o tres escenas de batalla, el discurrir de la película no requiere mucha enjundia tripodística. Quizá el problema esté en la excesiva densidad de la trama, que hace que uno nunca se asiente del todo con los personajes que por allí desfilan, y que no sepa a veces de donde salen y a donde van. Esta densidad también provoca que ciertos temas, como el del proceso electoral, de elección de candidatos, etc. se enseñen así de soslayo, y que parezca que más bien se juegan al mus a ver a quién presentan a las generales. Teniendo en cuenta que al fin y al cabo podríamos encuadrar la película dentro de la "politico-ficción", bien podían haber cuidado un poco más ese aspecto.

Correcta pero poco estimulante película, recomendada para gente de mucha fe y para lectores de "Muy interesante", si es que hay alguna diferencia. Puntuacion